INICIANDO UN PEQUEÑO NEGOCIO DE DULCES ARTESANALES

Hay muchas personas que preparan deliciosos dulces artesanales como mermeladas, jaleas, caramelos, entre muchos otros.

A medida que la persona va recibiendo comentarios de su familia y amigos quienes les encanta los dulces que prepara en casa, se da cuenta que tiene entre sus manos un negocio potencial para el cual es bueno y el que siempre le ha atraído, lo único es que no sabes por dónde ni cómo empezar tu propio negocio de dulces artesanales, por tal razón, te explicaremos a continuación los pasos para iniciarlo.

 

Pasos para Iniciar Tu Negocio de Dulces Artesanales

 

Elige una marca: Antes que nada, debes idear o crear una marca para tu producto, trata de que el nombre no sólo describa las mermeladas o jaleas que preparas. Tiene que ser un nombre agradable y que la gente recuerde siempre con facilidad. Consigue un profesional del diseño gráfico que te ayude a elaborar o crear un logo, el cual usarás en todos los artículos, empaques, etiquetas y demás cosas relacionadas con tu producto.

 Verificar si tu cocina es idónea para preparar los dulces: Visita la oficina en tu ciudad relacionada con la preparación de alimentos y sanidad en general, para averiguar si es posible preparar estos alimentos en tu propia cocina. En algunas partes esto es posible pero en otras no ya que requieren que la cocina donde se van preparar los alimentos esté debidamente certificada, o bien, que lo hagas en otra cocina que sí tenga esa certificación.
En el caso en que debas usar otra cocina diferente a la tuya, hay una forma menos costosa de hacerlo, por ejemplo, hay restaurantes o cafés que no se encuentran abiertos a tiempo completo, así que aprovecha y habla con el gerente sobre la opción de alquilarla. Otras ideas pueden ser centros comunitarios, iglesias, etc., son varias las opciones que pueden encontrar legalmente.

 

Solicita tu licencia: Es imprescindible solicitar la respectiva licencia del negocio y el número de identificación fiscal o de hacienda. Esto no solamente es vital para operar formalmente sino también para el tema de impuestos. Además te permite adquirir tus suministros y productos al por mayor, lo que te representará un ahorro importante.

 

Define tus precios: Debes ponerle un precio al producto o productos que pretendes vender, es muy importante asegurarse de que obtendrás una utilidad antes de empezar a vender tus dulces, sean mermeladas, jaleas, etc.
Hay que elaborar una lista con todo lo que necesitas para fabricar tu producto, donde hay que incluir alquiler de cocina, del lugar en el mercado donde planeas vender tu producto, etc. Una vez determinados tus costos, entonces puedes asignar un margen de utilidad para poder asignarle el precio de venta a tus dulces artesanales, al detalle.

 

Venta y comercialización: Debes tratar de vender tus dulces inicialmente en mercados agrícolas locales, mercados y ferias de fines de semana y vacaciones. Como ya vas adquiriendo un perfil profesional y tu producto es bueno, va a tener una gran probabilidad de venderse bien, recuerda que la publicidad boca a boca es un gran inicio para auto promocionarnos y además es totalmente gratuito.

 

Reúnete con los gerentes: Este es un paso fundamental, habla con los directos y gerentes de tiendas de dulces y alimentos en general con el objeto de mostrarles y ofrecerles tu producto, cerciórate de preparar muy bien lo que les vas a decir, lleva un folleto o carta de presentación del producto, algunas muestras y obviamente la tarjeta de negocios que debes dejar junto con la información que llevarás.

 

Crea una página web: La presencia en Internet para cualquier producto hoy en día es vital, diariamente son miles de personas que buscan productos como los dulces alrededor del mundo y no debes desaprovechar ese potencial mercado, vende tus dulces a través de la página web y haz presencia en redes sociales creando cuentas en Facebook, Twitter y Google +, entre otros.  
Te puede interesar -> otras formas de promover tu negocio sin gastar demasiado.

 

Obsequia algunas muestras: Parte importante de la comercialización de tus dulces es regalar muestras para que los consumidores las prueben, lleva muestras a ferias, mercados y similares para que la gente las pruebe y se vaya familiarizando y conociendo tu producto.

 

Presentación del producto: Es muy importante que te asesores para darle a tu producto una imagen agradable, atractiva y que sobre todo invite a degustar.
Estos son detalles de marketing que ayudarán a que tus dulces sean aceptados más fácilmente por el consumidor y por tanto que tus ventas aumenten.
Finalmente, no olvides que en tu negocio de dulces artesanales como en todo negocio, gran parte del éxito reside en encontrar un buen equilibrio entre producción, ventas y un manejo inteligente de los costos.

 

FUENTE: 
Edwin Amaya
http://www.1000ideasdenegocios.com/

 

EL GRAN SALTO DEL NEGOCIO ARTESANAL: TOPY TOP

LA HISTORIA DE TOPY TOP

Inicios

En Huancavelica, ciudad de la sierra central reside la familia Flores. Cuando murió su padre Aquilino tenia 12 años , el hijo mayor de los Flores decide emigrar. Por lo cual viaja a Pisco. Empieza apañando( recolectando) algodón , Su labor de peón lo conduce luego a Chincha , Cañete y finalmente , a Lima.
En la capital del Perú , empezó a ganarse la vida lavando autos en los alrededores del Mercado Central. Era un muchacho simpático y trabajador y, un día, el dueño de uno de los carros que lavaba, le propuso que le vendiera algunos de los polos que fabricaba en su taller informal. Le dio veinte y le dijo que se tomara todo el tiempo que le hiciera falta. Pero Aquilino vendió las veinte camisetas en un solo día. De este modo, antes de haber alcanzado la adolescencia, paso de lavador de autos a vendedor ambulante de ropa en el centro de la Lima Colonial.
Un día le pregunto a su proveedor de polos si los podía confeccionar con figuritas de colores, que eran los preferidos de sus clientes. y como aquel no fabricaba ropas estampadas, Aquilino subcontrato a un tintorero informal para que añadiera adornos e imágenes a las camisetas que vendía.
La expansión
El éxito le sonríe de tal modo que al poco tiempo compra una maquina de coser.  Comienza a elaborar sus propias prendas, después decide ampliar a media docena de estas maquinas.
Como el negocio funcionaba bien, Aquilino se trajo de Huancavelica a sus hermanos Manuel, Carlos, Marcos y Armando y los puso a trabajar con el. De vendedores ambulantes pasaron luego a ser comerciantes estables en el Mercado Central.
El gran salto
El gran salto del negocio artesanal de Aquilino Flores comenzó el día en que un comerciante de desaguadero, la ciudad fronteriza entre Perú y Bolivia y paraíso del contrabando y la economía informal, le hizo un pedido de ¡diez mil dólares de camisetas con dibujitos de colores!
 De inmediato, subcontrato a todos los talleres de confección del barrio y trabajando a marchas forzadas llego a entregar los diez mil dólares de polos en los plazos prometidos.
 En 1966 , los hermanos Flores organizan su primer taller de confecciones de tejidos de punto.
Se comienza a teñir la tela porque los proveedores no les ofrecen la variedad de colores que requieren.
En 1982 , deciden invertir en la primera parte del proceso que es la teneduría.
Se resuelve además ya no trabajar a través de comerciantes e inauguran sus primeras tiendas en el centro de Lima y tres en la ciudad de Trujillo
En 1983 , se crea la empresa “Topy Top”
 Al final de 1995 construyen su primera planta modelo Full Package para producir de 40 a 50 mil prendas diarias para la exportación.
En 1996 , se inician las primeras exportaciones a países cercanos como Argentina, Paraguay, Chile y Brasil; a grandes cadenas como Gap y Old Navy , entre otras.
En Octubre de 1997 , se fusiona por absorción con Creaciones Flores SRL. , en un proceso de disolución sin liquidación , actuando esta ultima como empresa absorbente. Luego de estas operaciones ” Creaciones Flores SRL” cambio de denominación social , adoptando el nombre de ” Topy Top S.A.”
 En el año 2000, se acordó la fusión por absorción de la compañía Peru Color Star S.A. empresa vinculada con el grupo , dedicada a la prestación de servicios de tintorería.
Para Enero del 2001 , se decide trasladar las actividades de distribución y comercialización de la producción , a la empresa del grupo Trading Fashion Line S.A. , la que compra toda la producción para el mercado nacional.
En el 2002 , Topy Top se convierte en el cuarto exportador peruano
En 2005 consigue ubicarse como primer exportador en el Perú.
En la actualidad , Topy Top tiene 30 tiendas en el país, y 10 en Venezuela .
Adicionalmente a cambiado en forma muy refinada su nombre , ahora no es :”Topy Top S.A ” , ahora es : ” Topitop”
Desarrollo humano : En el sector textil el mayor problema es encontrar personal calificado en el manejo de maquinas y sobre todo en tejido. Para superar este problema se crea el área de Desarrollo del Talento , encargada de la acreditación anual de todos los trabajadores de acuerdo con las distintas áreas y asignaturas. Se evalúa a los trabajadores después de capacitarlos .
En setiembre del 2009  . Topitop reincorporó a  45 trabajadores despedidos, la acción no habría sido voluntaria. Luego de que los trabajadores reclamaran su reposición, la CGTP se contactó con las centrales sindicales del exterior, las que ubicaron a los principales clientes españoles de Topy Top. Estos últimos exigieron a la empresa el estricto respeto de sus trabajadores y el uso de buenas prácticas laborales a cambio de mantener su relación comercial.
http://historiasdeemprendimientoperu.blogspot.com/
Fuente :
1.-Strategia
Año 2/Nro03 enero-febrero2007/Lima-Peru

Pastelería Alejandra y Punto

Alejandra Cedrón es la propietaria de su propia marca. Esta joven y simpática empresaria ha sabido rescatar los sabores de los dulces novo andinos.

Cuenta que no habló hasta los dos años pero que se las ingeniaba para llamar la atención con señas cuando una carretilla de helados D’onofrio se le presentaba a la vista. Y es que la chef Alejandra Cendra, de 25 años, siempre sintió debilidad por los dulces, en especial los de chocolate, razón por la cual a nadie de su familia le extrañó que una de sus primeras palabras haya sido ¡Mousse!, ¡Mousse!, en referencia al dulce de chocolate que preparaba su abuela Consuelo Sarda. Al los catorce años preparó su primer postre, una torta de chocolate, si bien las criticas no fueron alentadoras, ello no la amilanó. Alejandra no veía la repostería como una profesión, por eso ingresó a ‘Le Cordon Bleu’, de Lima, a estudiar hotelería hasta que por azares del destino fue asignada a practicar en el área de pastelería del Hotel Miraflores Park Plaza. Ahí se dio cuenta que le encantaba preparar dulces y que además tenía buena mano, así que cambió de carrera. Desde la cocina de sus padres, comenzó a conquistar clientes Su padre estaba por comprar un departamento cuando decidió usar ese dinero en usted, que entonces tenía solo 22 años. Él prefirió comprarle una planta de pastelería.

Ella no explica porque su padre confio en ella: “ Lo hizo porque cuando yo empecé a trabajar en mi casa –porque empecé a venderle postres a la heladería Sarcletti, al Club Árabe, a hoteles y afines– las cosas comenzaron a ir muy bien, ¡había mucha demanda! La gente llamaba: Alejandra, ¡se han acabado! Te digo: nuestra pastelería es bien casera, y no sé, como que genera dependencia, ¡es muy, muy rica!” A través de un contacto me enteré de que Starbucks iba a llegar al Perú y que quería un proveedor de postres. Me presenté y pasamos la prueba; pero cuando el gringo de Starbucks vino, me dijo: aquí, en tu casa, esto va a colapsar; porque nosotros vamos a abrir un montón de tiendas…

Entonces mi papá dijo: caracho, en la casa no tenemos espacio ni para nosotros, mejor abrimos un local. Y desde entonces estamos acá (en La Molina, donde tiene su planta y una de sus dos tiendas). Había nacido Alejandra y punto. Ahora ya canceló la deuda con su padre y tiene dos locales. Su proyección de aquí a cinco años es poner más puntos de venta.. No queremos ser como San Antonio –enormes–, sino poner pequeños puntos de venta en varios distritos, en provincias como el Cusco, para que poco a poco la gente vaya conociendo nuestro producto; es que –de verdad– es muy bueno, y nos gusta aplicar las frutas peruanas en nuestros postres.

Fuente: http://www.emprendedoresperu.com/ (Entrevistado por Abraham Taipe)

Compartir:  

DULCE EMPRENDIMIENTO: MIS CUPCAKES

Paloma Casanave, siempre tuvo el sueño de ser maestra, ese deseo hizo que cambiara de carrera dos veces y es así que deja los estudios de Derecho y Psicología para dedicarse a la carrera de Educación Inicial. Sin embargo, el deseo de tener un negocio propio  pudo más y la impulsó a fundar su empresa dedicada a la preparación de cupcakes.

Miss Cupcakes, como todo el mundo la llama, inicio con este negocio en el 2009, como una suerte de cachuelo para aumentar sus ingresos, ya que por ese entonces era profesora de un nido y es en ese momento que Paloma desarrolló un concepto de marca y creó un diseño que reflejase lo que ofrecía: los mejores cupcakes y, en ese entonces, quizá los únicos en Perú.

¿Cómo nació Miss Cupcakes?

Nació en el 2009. Siempre me gustó preparar postres y los negocios de cupcakes recién se ponían de moda en Estados Unidos. Yo trabajaba en un nido e iba a la universidad pero quería tener un ingreso extra, fue así como un día decidí probar recetas, crear un nombre y un logo y así nació Miss Cupcakes.

¿Cómo decidiste qué era eso lo que querías hacer?

Vi que el producto tuvo mucho éxito y poco a poco la marca empezó a hacerse conocida. Me di cuenta que era una buena oportunidad de negocio ya que la gente ya empezaba a reconocer lo que era un cupcake (que es un producto relativamente nuevo en el Perú) y a necesitarlo. Luego de dos años dejé la universidad y dejé de dictar clases en el nido para dedicarme 100% al negocio.

¿Cuál fue la primera estrategia para fomentar tu producto?

Cuando empecé no contaba con un presupuesto destinado a publicidad y tuve que usar herramientas que me eran familiares como facebook, poco a poco he ido incrementando otras redes sociales como Twitter, Instagram y el blog. Pero creo que la mejor manera de fomentar el producto es ofreciendo uno de calidad, de esta manera el boca a boca se encargará de hacer la publicidad por sí sola.

Luego de cinco años y trabajando para cumplir tu sueño, ¿qué es lo que sientes?

Muchísima satisfacción y orgullo. Es increíble ver cómo ha crecido el negocio, yo empecé cocinando en la cocina de mis papás, haciendo el delivery sola, respondiendo correos, etc. Es increíble ahora cuento con un equipo maravilloso y que estoy generando empleo. Pero muchas veces el ritmo de los días es tan fuerte y me he puesto tantas metas que me cuesta detenerme un poquito para apreciar todo lo que se ha logrado.

¿Cómo nació la idea del libro? ¿Cómo ha sido la acogida?

Siempre me gustó la idea de escribir un libro, en el colegio siempre participaba en concursos de cuentos cortos pero nunca me imaginé que publicaría un libro de recetas. Colecciono libros de recetas de postres pero muchas veces al momento de hacerlas me doy con la sorpresa de que las recetas no son las reales, quise buscar una alternativa y que los lectores tengan la certeza de que si siguen todos los pasos y poco a poco perfeccionan su técnica podrán obtener un cupcake exactamente igual al de la foto. Quería un libro que visualmente sea atractivo, no solo por las recetas, sino por la diagramación y fotos.

¿Qué más planes tienes para Miss Cupcakes?

Estamos a punto de abrir una tienda más grande en Miraflores (la que tenemos actualmente nos quedó chiquita desde el día uno). No puedo contar aún qué novedades tendrá pero ofreceremos un servicio más completo, ya no será una tienda al paso. Este 2014 va a estar lleno de nuevos proyectos.

Tus clientes siempre te darán las gracias por tu excelente trabajo ¿qué palabras recuerdas más?

Creo que la satisfacción más grande es cuando los clientes escriben varios días después de recibir los cupcakes diciendo que están encantados con el producto, con la atención, con el empaque, etc. con el servicio completo.

Eres una mujer emprendedora ¿qué más te falta para ser plenamente feliz?

Definitivamente me siento plenamente feliz, tengo una familia maravillosa, un trabajo que me encanta y amigos geniales. Creo que si esperamos a que todos los aspectos de nuestra vida estén perfectos se nos pasa el tiempo, prefiero apreciar lo que tengo y disfrutarlo.

Además, Paloma Casanave , nos cuenta sobre por los trámites que tuvo que pasar y nos aconseja lo siguiente:

“No me imaginé que sería tan complicado tramitar la licencia de funcionamiento, el certificado de Defensa Civil, el permiso para el letrero y sobre todo implementar la tienda (que es un poco complicado cuando todos los ahorros se empiezan a ir en trámites). Son trámites que toman tiempo, pero que nos ayudan a que nuestro negocio esté en orden. No hay nada mejor que irte a dormir sabiendo que todo está en regla y que estás haciendo las cosas bien (y siempre he pensado que lo que cuesta más trabajo da mayor satisfacción). ” **

Fuente:
http://www.wapa.pe/sociales.
**BBVA Continental

LA PERSEVERANCIA HACE EL ÉXITO: “EL ROCOTO”

La señora Blanca Chávez Chávez, dueña del restaurante “El Rocoto”, nos cuenta que nació con ella  esa inquietud por hacer empresa.  Nosotros la entrevistamos para conocer y transmitirles a nuestros lectores algo acerca de su exitosa trayectoria en el campo de la gastronomía, a modo de una estimulante y sugerente muestra de empeño y perseverancia empresarial.

¿Cómo así considera que aquella inquietud empresarial nació con usted?

–Porque desde niña me ha gustado el negocio–, nos dice ella.

El evocar su infancia la transporta a su tierra arequipeña, y la ubica en la chacra de su familia, en su casa que estaba en Selva Alegre.  Hablando de aquella etapa de su vida, la señora Blanca nos relata: –Yo veía que en mi casa, en la chacra, había cantidad de zapallo, de papa, de camote, perejil y orégano.  Entonces, yo tendría 8, 9 años de edad, y hacía paquetitos  de té, paquetitos de manzanilla.  Me llevaba mi maletín afuera, y en la calle, les vendía a todos los vecinos–.

En cuanto a su temprana inquietud empresarial, ella se explaya y nos sigue contando: –Mucha gente dice: ¿Por qué?  ¿Cómo hiciste?.  Y yo creo que, punto N° 1, la tienes en la sangre; y  Punto N° 2, es el carácter hiperactivo que uno tiene, y la necesidad que te acompaña, ¿no?. Porque si no hubiera sido por esa necesidad, hubiese tenido sí el espíritu de ser empresaria pero no hubiera empezado así, sino me hubiera dado el lujo de estudiar como uno quiere–.

Al preguntarle a qué edad se acercó al tema de la gastronomía, la señora Blanca nos respondió: –Eso también nació conmigo, y por qué, porque toda la vida me gustó ver la cocina.  Yo, a los 10 años, preparé un chupe, un caldo–, nos dijo, y en medio de los recuerdos, añadió que la persona que le enseñó a cocinar fue su abuela.

El inicio de “El Rocoto”:

Originalmente, lo que nuestra entrevistada más quería era poner una picantería.  Le preguntamos si la primera que tuvo la abrió en Arequipa; nos dijo que no, y añadió: –De frente fue “El Rocoto”. Yo juraba poner “El Rocoto” como picantería y no como restaurante, pero en esa época, se categorizaba a los restaurantes, y vieron que este lo era.

¿Cuál es la diferencia entre una picantería y un restaurante?

Señora Blanca: –En el restaurante tienes manteles, sala de espera, servicios de primera.  Entonces, todo cambia.  En una picantería no tienes sala de espera, no tienes un bar; es algo muy sencillo.  Una picantería es como una casa–.

Una muestra de perseverancia:

Ante las circunstancias, ella puso todo de su parte, se esforzó al máximo, y consiguió sacar adelante  a su restaurante, hasta hacer de este lo que hoy conocemos.  Posteriormente y fiel a su idea inicial, puso una picantería en Surquillo; después, otra en Magdalena.  Lamentablemente, estas cerraron, pero lo interesante aquí es que la señora no desistió de la idea original que tenía, gracias a su perseverancia.

En lo que al restaurante “El Rocoto” se refiere, cabe destacar que este tiene ya 28 años desde que fue abierto, y cuenta con 2 locales: en San Borja y en Miraflores.  El tipo de comida que nos ofrece es lógicamente arequipeña, y a propósito, podemos repasar algo de su carta en forma breve.

En cuanto a entradas típicas, se nos ofrece por ejemplo: un rico rocoto relleno, un soltero de queso- que es un clásico arequipeño.  Lógicamente no faltan: la ocopa arequipeña, la sarsa de patita, la sarsa de criadilla, el cauche de queso, el tamal arequipeño.

Si de platos de fondo se trata, entre otros encontramos una malaya dorada con papa dorada y ensalada, un costillar dorado de cordero, una pierna de cordero horneada, acompañada con papas doradas y ensalada.

Espíritu Emprendedor:

El espíritu emprendedor de la señora Blanca la ha llevado a proyectarse más allá de su restaurante “El Rocoto”.  Sin salirse del rubro, en una ocasión tuvo una revista que se llamó Carta Blanca.  De otra parte, sus ganas de trabajar la impulsaron a crear el “Instituto De Alta Cocina Ambrossía”, que primero abrió en el Cusco, y recientemente en Tacna, descentralizando así las posibilidades de incursionar en el terreno culinario, que ahora los jóvenes provincianos tienen.  Al respecto, ella nos dice que muchos de sus alumnos ya están fuera del país.

¿Qué la motivó a poner un instituto en provincias?

Señora blanca: –Nosotros, los peruanos en especial, somos muy mameros; no queremos que nuestros hijos salgan de nuestro pecho.  Muchos provincianos no quieren mandar a estudiar a sus hijos a Lima, porque tienen temor.  Entonces, dije no, ahora tienen la oportunidad de estudiar.

La señora nos contaba que su instituto de alta cocina “Ambrossía” fue el primero que se abrió en el Cusco.  –Ahora hay un montón, pero este fue el primero–, señala ella.

¿Y qué la motivó a pensar en Tacna, como una nueva cede para su Instituto?

Señora blanca: –A lo que apuntamos en Tacna es, más allá de agarrar toda la región del sur, abordar al público chileno.

Luego de Tacna, la señora comenta que tiene planeado poner otro local de su instituto en Arequipa, y en cuanto a esto último, entre risas ella agrega: –Allí cerramos nuestro círculo.  Dios mediante, porque mientras esté viva creo que no voy a cerrar nunca nada–.

¿Qué nos puede comentar acerca del trabajo en equipo?

Señora Blanca: –Trabajar en equipo es muy importante.  Hablemos de mi rubro; en el restaurante  todos son importantes, desde el primer cocinero hasta el que barre la calle, porque el cliente debe estar atendido desde que llega y deja su carro.  ¿Y cómo logras eso?  Hablando con tu equipo, siempre, estando con ellos, viendo cualquier problema que tengan, claro que sin involucrarse.

¿Qué proyectos tiene?

Señora Blanca: –Yo creo que como restaurante “El Rocoto” me dedico a la franquicia, o allí paro la mano, y sigo con las escuelas de cocina.  Eso sí, quiero seguir.  Pero también estamos incursionando en la lavandería, en hoteles, restaurantes–.

¿Qué consejos les daría a los jóvenes que quieren hacer empresa?

Señora Blanca: –El que pueda estudiar que lo haga, y después, si no va a trabajar en lo que ha estudiado, sino que quiere hacer empresa, no importa, pero ya tiene un cartón al lado que lo puede respaldar.

Ella les recomienda a los jóvenes emprendedores que tengan fe, y que se metan en algo que les guste, que les apasione.  Los exhorta a que si quieren ser carpinteros, o cocineros, que sean los mejores en el campo que elijan.  Y añade: –Hay que tener mucha perseverancia.  La perseverancia hace el éxito–.

EMPRENDEDOR DEL TURISMO: TRAVEL NET

Rubén Romero Echagüe desde que estaba en el colegio, colaboraba con su padre en la promoción de los textos escolares de matemáticas. La peculiaridad de este trabajo es que dichos textos eran de autoría de su padre, el gran Rubén Romero Méndez. En esta labor, viajaba con su padre a lo largo del país, difundiendo estos textos.

A sus 15 años de edad, este reto se hace más desafiante, pues ahora él debía ir solo a realizar la promoción de los mismos a diferentes lugares, y era él, quién debía establecer las negociaciones con los directores y profesores de matemáticas. Por ello, le consultamos qué significó este reto, ¿Recibir dicha responsabilidad de ir solo, tuviste ocasión de madurar? y Rubén nos respondió: –Claro, porque hablar con un director a veces es muy difícil; sin embargo, el hecho que vayas a promocionar textos que son conocidos como que te abre las puertas de una dirección, o las puertas de los profesores de matemáticas–.

Cabe destacar que fue en esa etapa de su vida cuando Rubén sintió la inquietud de contar con un negocio independiente, que le permitiese salir adelante y alcanzar sus metas.  Sin embargo, ver colmada dicha inquietud le tomaría un tiempo, y es que, lógicamente, en la vida, las condiciones y oportunidades que uno busca para darle curso a una iniciativa no siempre se encuentran en el momento que uno las desea.  Estas son el resultado de un proceso de maduración; también, son la consecuencia del esfuerzo que se le ponga al proyecto que uno se propone emprender.

Paso a paso:

Al salir del colegio, Rubén ingresó a la Universidad Inca Garcilaso De La Vega; estudió Economía, y en lo que se refiere al campo laboral, empezó a trabajar en la Editorial Universo, la cual fue fundada por su padre y un grupo de autores de textos.  En dicha editorial, él veía cómo iban las cosas pero sin ninguna responsabilidad mayor, porque esa era una empresa bien estructurada que ya estaba encaminada.

Su trabajo, ya desligado de su familia, comenzó cuando Rubén ingresó a laborar al municipio de San Borja, desde la creación del mencionado distrito.  Allí, se desempeñó como director de servicios sociales.  Luego de 3 años,  emigró a Estados Unidos, donde consiguió un puesto, a través de Holiday Inn, para empezar a laborar como auditor, consolidando así experiencia laboral en el área de hoteles.

Visión del negocio:

En el año 97, mientras vivía en Detroit, Rubén estaba a cargo del departamento de viajes internacionales de la General Motors, y tenía 50 agentes a su cargo.  Además, de ello, lo enviaban a negociar con hoteles y proveedores, en diferentes países donde la empresa tenía presencia. Así, estuvo en el Japón, en Alemania, en el Brasil, y cuando vino al Perú pudo observar que todo era demasiado desorganizado, informal.

Al respecto, él nos dijo: –Entonces, vi una oportunidad muy grande de crear una agencia de viajes que fuese seria, que pudiese dar la cara por las cosas que hacía.  Así fue que creé Travel Net; ya tengo 17 años en el mercado–.

Pero el hecho de abrir su agencia no significó que Rubén se quedara quieto, y al respecto él nos siguió contando: – Estuve un tiempo aquí en Lima, y volví a los Estados Unidos.  Claro que dejé Travel Net funcionando, y estuve haciendo muchas cosas por allá.

 ¿Podría darnos un ejemplo?

Rubén: –Fui profesor en Dallas; enseñaba a niños de primer grado de primaria.  Luego, me dediqué a bienes raíces–.

No hay primera sin segunda:

De otra parte, en el año 2006, Rubén creó Miraflores Lodge.  Se trata de un hostal de 3 estrellas, que tiene 16 habitaciones, y que además de alojamiento, ofrece un amplio desayuno buffet. Su hostal cuenta con una buena reputación entre los hoteles de Lima, y en torno a ello, él señaló: –Tenemos muy buenos comentarios en Trip Advisor, que es un poco la “biblia” del turismo–.

¿Qué tipo de viajeros se hospedan en el Miraflores Lodge?

Rubén: –Todos son turistas extranjeros.  El turista nacional no viene mucho a Miraflores, salvo que sea un cliente corporativo, al cual envía la empresa por algún motivo–. Entre la gente que se hospeda hay de todo, y depende de la época del año.  Rubén nos explicaba que hay momentos en los que llegan más turistas, y momentos en los que llegan más personas de negocios.

Por otro lado, hizo hincapié en el hecho que todo el año hay turismo, y en cuanto a ello, puntualizó: –Gracias a Dios y a muchas cosas, Miraflores es el centro turístico más importante que hay en Lima.  Realmente, todos vienen a Miraflores, es el punto de partida para de donde se dirigen a sus convenciones en San isidro, o visitan el centro de Lima; pues la gente, por seguridad, prefiere quedarse en Miraflores.

¿Qué podría comentar en cuanto a la preferencia de los turistas por nuestro distrito?

Rubén: –Hay que destacar el esfuerzo que hace el alcalde de Miraflores, el serenazgo, la policía de turismo, porque es un esfuerzo conjunto en beneficio de todos y también del empresariado–.

 ¿Ustedes han recibido alguna vez, en su hostal, a turistas con discapacidad?

Rubén: –Sí, claro, y tenemos 2 habitaciones en la planta baja, que son para ellos, tenemos rampas de acceso, y los baños cuentan con las varillas–.

 ¿Qué consejo les daría a los jóvenes que quieren hacer empresa?

Rubén: –Yo pienso que es importante que practiquen en una empresa de la competencia.  Si quieren abrir un restaurante, que  trabajen un tiempo en un restaurante.  Si quieren abrir una agencia, que laboren en una agencia; que conozcan cómo es el negocio.  Todos los negocios son bonitos al principio; por fuera, se ven muy bonitos.  Ah!, pero hay que conocer los retos, los desafíos y las cosas buenas que nos trae cada negocio.  Yo pienso que si uno quiere hacer algo lo puede hacer, pero hay que conocer, hay que prepararse y capacitarse.  Uno no sabe todo, pero aprende en el camino–.

En el curso de la conversación, nuestro entrevistado nos dijo que siempre le gustó hacer cosas nuevas, y sobre ello, comentó: –Yo pienso que la vida es un desafío.  Uno nunca sabe qué va a pasar mañana; entonces, depende de la actitud que uno tome hacia las cosas–. Sirvan estas palabras para que nuestros jóvenes reflexionen sobre lo que pueden hacer, si se lo proponen.

 

INICIATIVA EMPRESARIAL, TRADICIÓN DESDE CASA

 

Javier Aurelio Hundskopf Wendt estudió Derecho en la Universidad de Lima; egresó en el año 2002.  Hablando con él, nos contaba que todos son abogados en su familia: su abuelo, sus tíos, su padre, él y su hermano menor.  Sin embargo, nos refirió que la iniciativa empresarial también es una tradición en su casa.  En torno a ello, él señaló: –Parece que es una pasión conjunta el Derecho y la Gastronomía o la restaurantería–.

En la conversación que sostuvimos con él, le preguntamos si consideraba que cuando una familia está relacionada con el entorno empresarial se crea en sus miembros una cultura de emprendimiento, y él nos respondió: –Sí, yo sí soy un convencido de que hay ciertas facultades o visiones emprendedoras que se transmiten de padre a hijo.  Y no solo eso, sino que muchos estudios demuestran que los hijos de emprendedores son emprendedores en sí mismos–.

Al respecto, nos dijo que su padre es un emprendedor nato, y que tanto él como sus hermanos vieron emprendedurismo en su casa desde chicos.  Al consultarle cómo se notaba aquel emprendedurismo, nos relató que hace unos 20 años atrás la empresa era mucho más chica, que había menos personal, y que se presentaban situaciones en las que él y sus hermanos intervenían directamente.

Javier Aurelio recordó: –Entonces, mi padre, en lugar de llevar la empresa o cosas de trabajo a la casa, a veces nos metía a todos al carro con mi mamá, porque había una emergencia, porque había faltado alguien, y nos llevaba a los restaurantes.  Y nosotros, desde chicos, ya teníamos que apoyar, trabajar, ayudar  en lo que pudiésemos; ya sea en cocina, en despacho de golosinas, o detrás de la caja–.

El inicio:

¿Cómo nace el grupo Dos de Mayo?

Javier Aurelio: –En el año 1981 mi padre toma el traspaso de un primer restaurante, (La Tratoría DonVito), que es un clásico acá en Miraflores.  La empresa, por una circunstancia coyuntural, se llamó dos de Mayo porque era la calle donde nosotros vivíamos.  Las cosas fueron mejorando, la empresa fue creciendo, y se convirtió en el grupo Dos de Mayo en el año 2008–.

Cabe señalar que en el mencionado grupo también está incluido el conocido Café de La Paz, y en torno a ello, Javier Aurelio nos dijo: –Yo siempre digo que el Café de La Paz pertenece a la primera ola o generación de cafés que se instalaron en Lima, a fines de los noventas.  Algunos todavía sobreviven, y muy bien.  Sin embargo, otros ya no están en el mercado–.

¿Qué es aquello que ha distinguido al Café de La Paz?

Javier Aurelio: –Yo creo que el Café de La Paz siempre se distinguió por su orientación claramente parisina; la idea fue hacer un café estilo francés. Por eso es que la decoración, la ambientación, inclusive la carta, los platos, tienen bastante influencia europea–.

Paso a paso:

El primer local del Café de La Paz se abrió en 1995, frente al Parque Kennedy.  Luego, en el año 2010 se inauguró el local que está en el Bulevar Tarata, y acerca de este, Javier Aurelio nos comentó: –Es un producto bastante bonito, una esquina muy agradable–.  En el año 2011 se abrió un Café de La Paz en el Cusco, al lado de la catedral.

¿A qué tipo de público se orienta la atención que se brinda en sus locales?

Javier Aurelio: –Si bien tenemos bastante turismo, nosotros nos orientamos a todo tipo de público.  Tenemos muchos miraflorinos también que van a los Cafés, especialmente al de Tarata, y siempre son bienvenidos.  Y en el Cusco queremos que vengan también los cusqueños.  ¡Totalmente bienvenidos!  Queremos una mezcla de peruanos y extranjeros–.

¿Qué planes hay para el futuro?

Javier Aurelio: –Nos gustaría crecer para el próximo año 2014; nos gustaría apuntar a otros distritos, teniendo en cuenta que este es un café miraflorino.  Quizás, interesante sería La Molina o San Isidro–.

¿Han pensado en franquicias?

Javier Aurelio: –Sí, hemos pensado; estamos desarrollando el sistema  de franquicias, los manuales, pero todavía eso va a estar listo para los primeros dos meses del próximo año.  Ya falta poco, en un par de meses ya tenemos el concepto de franquicia para lanzarlo–.

Sobre este punto, añadió: –Pero vamos a ser bastante cuidadosos con quien trabaja con nosotros.  Una franquicia es una especie de sociedad, y no queremos ser socios con cualquier persona–.

¿Qué les aconsejaría a los jóvenes que quieren hacer empresa?

Javier Aurelio: –Creo que el consejo para una persona joven, especialmente, es que no tiene nada que temer, que estudie sus cosas, que haga un buen plan de negocio, que analice bien el mercado, su producto, su precio, y que se lance a la piscina–.

Javier Aurelio puntualizó que, conforme uno va creciendo en edad,  las aventuras empresariales se van volviendo más riesgosas, y sobre esto, agregó: –Una cosa es arriesgarlo todo a los 25 o 30 años, y otra cosa es ya tener familia, deudas, y lanzarse a la piscina.  Por eso es que los jóvenes, si no tienen carga familiar todavía, bueno, láncense.  No hay nada que se los impida–.

EL RESULTADO DE UNA INQUIETUD Y UNA IDEA: UN EMPRENDIMIENTO

CONZUMO

José Miguel Paca Angles nos contaba que siempre fue hábil para las Comunicaciones y la Publicidad, y que en tal sentido, ingresó a La Universidad San Martín de Porres, obteniendo su licenciatura en Publicidad y Relaciones Públicas. Ya como profesional, trabajó en diferentes agencias, productoras de eventos.  Pero también nos decía que, a pesar que estaba en lo suyo, sentía que eso no era lo que deseaba hacer.

Él experimentaba una inquietud que le era difícil poder interpretar, pero entonces fue su pareja, Sabel Montoya, quien le dio la posibilidad de resolver aquella incógnita.  Ella ya había trabajado hace unos 15 o 20 años atrás, en una empresa que estaba relacionada con la venta de desayunos.  Sabel le dijo que siempre le había gustado aquella idea, que le tenía fe, y le sacó un volante pequeño, a 2 colores, de la empresa en la que laboraba.  Aquello fue para José Miguel como que si literalmente, en su interior, alguien subiera el switch, lo prendiera, y le dijera esto es lo que buscabas.

Visión:

Al momento de proyectarse, la pareja partió del análisis de ciertos factores.  Tomaron en cuenta que, allá por el año 2010, cuando se decidieron a poner en marcha su idea, había una situación económica positiva, diferente de la que se daba hacía una década atrás, cuando Sabel trabajaba en el rubro de desayunos que les habría de servir de inspiración.  Así mismo, observaron que la idea del comer saludable había cobrado una importancia y significado que antes no tenía entre nosotros.  También, tomaron en consideración el hecho que entre la década de los 90 y el 2010, el ritmo de vida se había acelerado en una forma inusitada.  –Entonces, con esos factores es que yo creé Conzumo–, señaló José Miguel.

 

Misión:

Su objetivo fue desde un principio dar un servicio tipo delivery que, en medio de una vida cada vez más agitada, les facilite las cosas a quienes merecen tener la posibilidad de contar con un desayuno saludable, bien servido, y entregado en el lugar que se solicite, el cual puede ser una casa, una oficina, por dar un ejemplo.  Es hacia ello que se ha orientado el desarrollo de la actividad de Conzumo, y al respecto, el mismo José Miguel señaló: –Yo les digo a mis clientes: no te muevas, tú trabajas aquí, llámame y yo en media hora estoy con tu desayuno–.

Al preguntarle cómo así optaron por el nombre de Conzumo, él nos refirió que, en paralelo a los diversos análisis  que hacía con su pareja, él se abocaba a ver el tema de imagen, del logotipo, de cómo iban a plantear la personalidad de su empresa.  Entonces, se dio una lluvia de ideas entre los 2.

José Miguel: –Queríamos ser únicos, y finalmente llegamos a Conzumo, (del zumo de la fruta).  Es un nombre corto, fácil de recordar, fuerte.  Nos gustó la idea, y la planteamos.  Yo creé el logo y el manual de identidad de la empresa–.

¿Cómo arrancaron?

José Miguel: –Empezamos poco a poco porque, obviamente, si queríamos algo serio, había que tomar nuestro tiempo–.

En la actualidad, en Conzumo hay 3 áreas de servicios: la de los clásicos desayunos delivery, los corporativos y los desayunos obsequio.  Los desayunos delivery se distribuyen con motorizados, dentro de una zona de reparto que Conzumo ya tiene delimitada.  Los de tipo corporativo se ofrecen a empresas que desean celebrar alguna actividad, o desarrollar algún evento, y tienen programado darles un desayuno a sus empleados o invitados.

¿En qué consiste un desayuno obsequio?

José Miguel: –Por ejemplo, tú deseas enviarle a una amiga que ha estado mal de salud, que está en su cama en su casa, mejorándose, y tú dices: le voy a enviar un detalle.  Llamas a Conzumo, y pides que te preparemos un desayuno con tales y tales cosas.  Armamos un desayuno personalizado; le ponemos un peluche, su tasa, galletas, como desees, con su tarjeta con dedicatoria, todo un regalo.  Nosotros se lo llevamos a su domicilio, tocamos la puerta, y se lo entregamos–.

El próximo mes de abril, Conzumo cumplirá 2 años de haber empezado a funcionar.  Su centro de operaciones está en el domicilio de José Miguel.  Su sala y comedor, donde conversamos con él, se transforman totalmente.  Allí se colocan mesas de trabajo, se tienen ya listas las comandas, la caja.  También se tienen listos los vasos, las servilletas y todo lo necesario, para atender los pedidos que lleguen.

En cuanto al horario de trabajo, las actividades empiezan todos los días alrededor de las 7 y media de la mañana, para que los ingredientes estén lavados, preseleccionados.  Ni bien están listos los pedidos de desayunos, los motorizados salen a repartir.  El movimiento prosigue hasta las 12 y media del día, aproximadamente, y a partir de esa hora todo vuelve a la normalidad hasta el día siguiente, a no ser que haya un pedido corporativo ya programado.  En ese caso, la empresa cuenta con un personal alterno que viene para eventos.

¿Y podría darse el caso de algún lonche corporativo?

José Miguel: –Puede ser, porque desayunos y lonches son muy parecidos.  Me dicen: tengo una atención en la empresa; necesito que me hagas un cofee break; solo quiero cafés; traite también un termo de agua para infusiones y unos sanguchitos calientes.  Si tengo eso, llamo personal para que venga aquel día en la tarde–.

¿Y con cuántos trabajadores cuentas?

José Miguel: –Personal permanente tengo: 3 motorizados; en cocina tenemos unas 3 personas, a parte de mi novia y yo.  Eso, en un día normal–.

Hablando de la atención al cliente, le pedimos su opinión sobre el trato personalizado, y al respecto, José Miguel nos dijo: –Es fundamental, es sumamente relevante.  Un cliente satisfecho es una carta abierta y es la mejor publicidad que tú puedas tener.

Al conversar con José Miguel Paca Angles sobre su experiencia como uno de los gestores de la empresa Conzumo, le consultamos qué consejos les podía dar a los jóvenes que quieren iniciar algún proyecto empresarial, y él les recomendó que le pongan pasión a lo que quieran hacer.  Luego, agregó: –Cuando uno está seguro, y cree que tiene una buena idea, va a poder con el sacrificio, porque tener una empresa no es sencillo.  Tienes que olvidarte de los horarios–.

José Miguel también les aconsejó a los jóvenes que trabajen con mucha responsabilidad, que tengan mucha paciencia, y que se rodeen de un buen equipo, tal como él lo hizo, para que la empresa camine y dé los frutos que de ella se esperan.

UNA MOVILIDAD EXITOSA QUE ENAMORA: Solobicis.com

Las hermanas Gisela y Gina Moncada nacieron en la hermosa tierra de Pucallpa; provienen de una familia que siempre estuvo dedicada a la actividad empresarial.  En la entrevista que tuvimos con ellas, Gisela nos contaba que sus padres les enseñaron que hay que esforzarse para salir adelante.  Su papá, además de ser un maestro, les enseñó cómo tratar a las personas, cómo mejorar el nivel de vida.  Tal como señalaba Gisela, –él siempre estaba metido en negocios–.

Le preguntamos qué tipo de negocios, y Gisela nos respondió: –Primero, él se venía a Lima, compraba cosas y las vendía allá.  Estaba metido también en el tema de la madera, tenía una pequeña flota de taxis, y eso hizo que a nosotros nos diera la oportunidad de estudiar, y de salir de Pucallpa para venir a Lima–.

Ya en la capital, las hermanas lograron seguir una carrera.  Gisela estudió comunicaciones y Gina administración.  Pero debieron enfrentar dificultades económicas, y sobre ello, Gisela nos contó: –venía el tema que te daban los 2 soles para el pasaje, y no había para más.  ¿Entonces, qué hacíamos?  En esa época, Gina trabajaba para una empresa importante.  Yo le pedía prestado a ella y preparaba los panes con pollo, vendía chocolates, les hacía los trabajos a los amigos en la universidad, y eso permitía que yo pudiese pagar mis fotocopias, mis libros–.

Origen del negocio:

¿Cómo nació Solobicis.com?

Gisela: –Yo soy casada con un empresario, y a través de él, por un amigo de Venezuela, se hizo este tema, porque él trabaja en todo lo que es tecnología.  Ellos ya están haciendo hace más de 5 años este trabajo allá, y les ha resultado muy conmovedor ver que las personas se van enamorando de la movilidad eléctrica.  Él trajo la bicicleta como parte de regalo por unos negocios que estuvo haciendo con mi esposo, y al tenerla acá, fue una locura porque la gente nos paraba en la calle a preguntarnos: ¿Oye, y esa bicicleta?  Era realmente difícil manejar–.

¿Por qué era difícil?

Gisela: –A veces yo manejaba la bicicleta, y la gente me paraba en la mitad de la calle a preguntarme si se la podía vender–.

Ante el interés por la bicicleta, el amigo venezolano les sugirió que por qué no incursionaban en el tema de la movilidad.  Dicho sea de paso, por esa época se estaba por llevar a cabo la primera “Expomoto” que se realizó entre el 13 y el 15 de julio del año 2013, organizada por La Asociación Automotriz del Perú, y la presentación de la bicicleta eléctrica en ese evento causó una muy buena impresión.

Sobre el producto:

La bicicleta es plegadiza; está hecha de aluminio que es un material bastante liviano.  Puede ser usada en forma convencional, es decir pedaleando, o a batería.  La batería que utiliza es como la de un celular, y según nos dijo Gisela: –Hay que cuidarla, porque el corazón de la bicicleta es la batería–.  Al respecto, añadió que hay que cargarla de 4 a 6 horas para que pueda servir durante unos 30 kilómetros de recorrido aproximadamente.

¿Podría darnos un ejemplo de lo que significa un recorrido de 30 kilómetros?

Gisela: –Hablando por decir en distancias, como el Metropolitano,  desde la estación Naranjal hasta Chorrillos son 30 kilómetros; o sea que es bastante largo–.

La bicicleta pesa entre 18 y 20 kilos, y al respecto, la hermana de Gisela, (Gina), anotó: –Tú la puedes cargar–.  Destacó la ayuda que ello representa, cuando uno llega por ejemplo a un edificio y desea subir a uno de los pisos.  En este caso, lo interesante es que la bicicleta no representa algún inconveniente al momento de trasportarla.  Puede acceder con facilidad a diferentes ambientes y espacios porque, además de ser liviana, es plegadiza como ya hemos señalado antes.

Una muestra de las facilidades que el uso de esta bicicleta ofrece se podría encontrar en el terreno del transporte masivo.  En efecto, pensemos en las personas que toman un carro desde el cono norte, o el cono sur hasta un punto determinado de la ciudad, y que desde allí deben cambiar de línea y abordar otro vehículo para llegar a su trabajo, que está a unas 10 cuadras por ejemplo.  Tales personas podrían traer esta bicicleta en el ómnibus, y usarla para recorrer este último tramo.  También, la podrían usar en un sentido deportivo.

Misión:

En cuanto a la misión que la empresa Solobicis.com tiene, Gisela nos dijo que deseaban cambiar la forma de movilizarse de la gente, ofreciéndole la posibilidad de contar con una bicicleta que resulta muy versátil en cuanto a la multiplicidad de su uso.  Por su parte, Gina señaló: –Yo lo que digo es que nosotros no venimos con un producto a remplazar otro; lo que queremos es mostrar una alternativa, porque hay que dar soluciones–.

¿En qué sentido?

Gina: –Si yo me voy a movilizar de otra manera, o quiero llegar temprano, y no quiero tener obstáculos como es el tráfico, yo puedo sacar mi bicicleta que vendría a ser otro medio de transporte, y llegar a mi cita, a mi reunión, tranquila–.

¿Qué consejos les darían a los jóvenes que tienen la inquietud por hacer empresa?

Gina: –Número uno, que no se den por vencidos.  No dejen de soñar–.

A modo de compartir su propia experiencia, la misma Gina agregó: –Nos ha sucedido que a veces vienen personas negativas, que nos quieren bajar de este tema de la movilidad; pero nosotros no nos hemos dejado.  Ya vamos a cumplir un año, y seguimos soñando; seguimos pensando que Lima va a cambiar, porque la gente joven también quiere otra forma de movilizarse, no solamente el auto–.  Y dirigiéndose a esos jóvenes, exclamó: “¡Amen lo que hacen!  Den todo por ustedes mismos, sigan adelante”.

 

 

 

 

SUENA MEJOR Y SON DE VINILO: DISCOS ETERNOS

Juan Carlos Chiroque Silva sintió la inquietud de hacer empresa desde niño, influido por el hecho que su papá siempre estuvo relacionado con el mundo de los negocios.  Conversando con él, le preguntamos ¿Qué actividad comercial desarrollaba su padre?, y nos respondió que vendía artículos de escritorio.  Haciendo un poco de recuerdos, nos contó que en sus vacaciones, a los 9 o 10 años de edad, él lo acompañaba.  Le consultamos si vendía en su colegio, y su respuesta fue: –De vez en cuando, sí, vendía útiles de escritorio a mis compañeros–.

Pero resulta que, al tiempo que tenía la inquietud por hacer empresa, Juan Carlos sentía una gran pasión por la música.  Según nos contaba, siempre fue un melómano.  Al respecto, nos dijo: –Desde que pude tener algo de dinero, empecé a coleccionar cassettes, vinilos, CDs–.  Preguntandole por sus estilos favoritos, señaló: –Rock, un poco de Salsa también–, y añadió: –Con el tiempo, he ido abarcando otros estilos, pero lo más básico que siempre he escuchado era el Rock, y en este género tanto el clásico, el Rock español, el progresivo y otros.

Luego de terminar el colegio, estudió idiomas, y tomó la posta en el negocio de su padre, pero en el camino habrían de aparecer diversos factores, que lo llevarían a dar un nuevo giro en cuanto a sus planes.  Por una parte, la venta de los artículos de escritorio llegó a su techo.  De otro lado, Juan Carlos se casó, y refiriéndose a ello, él mismo comentó: –Eso implicaba que ya no podría viajar mucho a provincias–.

El inicio:

Al ver cómo se presentaba la situación, nuestro entrevistado se puso como meta hacer un negocio de la nada.  Partiendo de su gusto por la música, empezó vendiendo su propia colección de CDs por Internet, pero estando en el mercado, también   vio que faltaba alguien que venda discos de vinilo, en buen estado, y los comenzó a ubicar.  Sobre esto, él señaló: –Empecé comprando los discos en Lima, después he ido a provincias.  Pero, obviamente, como ahora mi giro es sobre todo el Rock, el Jazz y música extranjera, sin dejar de lado la música nacional, mando a traer los discos de afuera: Estados Unidos, Italia–.

Su empresa se llama Discos Eternos, y al consultarle por qué, nos explicó que le puso aquel nombre porque, de una parte, cree que el vinilo nunca va a morir.  Luego añadió: –Y no solo por el hecho que los discos sean eternos, sino también por los títulos de esos vinilos que vendo.  Siempre trato de tener un disco, que nunca se va a dejar de escuchar–.

¿Se están fabricando nuevos discos de vinilo?

Juan Carlos: –Sí, por supuesto.  Entre el 30 y 40% de los vinilos que vendo son nuevos–.

¿Y a qué se debe el auge actual de los vinilos?

Juan Carlos: –Se debe a varias razones.  Una primera es que la gente se ha desencantado de los CDs, del sonido digital, porque nuestros oídos son análogos, no son digitales.  Otra es que, a la hora que se digitaliza los CDs, usualmente se quita los ruidos de fondo para que el sonido salga puro, pero cuando sale aquel sonido puro, se pierde todos los ingredientes que hacen que el vinilo sea más claro, más preciso, más natural, y que no se escuche artificial como ocurre en  muchos CDs–.  Ahondando en las razones que pudiesen explicar el auge nuevo de los vinilos, acotó que estos tienen toda una historia.

¿Se están produciendo nuevos discos de vinilo en 45 revoluciones?

Juan Carlos: –Sí, están saliendo.  Por ejemplo, el tema Skyfall de Adele, que ganó el Óscar del 2013 a la mejor canción, ha salido en una edición especial, en 45–.

¿Qué recomendaciones les haría a los usuarios de discos de vinilo?

Juan Carlos: –Hay que saber cuidar los discos, saber comprar un tornamesa, saber lo de los repuestos–.

Con gran entusiasmo, nos dijo que él siempre trata de compartir con sus clientes lo que él sabe, para que puedan cuidar sus discos, para elevar la calidad del sonido de sus tornamesas, mejorando lo referente a los cables, la pastilla, los parlantes y el amplificador.

Proyección:

Hablando de sus planes, Juan Carlos Chiroque señaló que tiene en mente abrir una nueva tienda en Lima.  En cuanto a ello, comentó que están viendo dónde.  Así mismo, señaló que tiene la idea de poner una sucursal en provincias.  –Vamos paso a paso–, afirmó, y agregó que se va a efectuar una remodelación en la tienda que actualmente tiene, indicando que se propone hacer una reinauguración, que espera que sea antes de fin de año.

Eh aquí una muestra de cómo el gusto por el arte, y en este caso concreto por la música, bien puede servir de almácigo para una idea de negocio.  Sin duda, no hay nada mejor que emprender el camino a la realización de aquello que uno sueña, a partir de hacer lo que a uno más le gusta.

HIP HOP, CULTURA DE EMPRENDIMIENTO

VANDAL, es una marca de ropa inspirada en la cultura Hip Hop, la cual busca recoger todas sus manifestaciones: el Break Dance en cuanto al baile, el Graffiti, DJ y Rap, plasmándolos en un estilo de vestir.

Sergio Valencia a sus 22 años de edad, es dueño de esta marca, y está ligado a esta cultura desde años atrás. Adoptándola como estilo de vida y siendo hoy la inspiración de su emprendimiento. Nuestro entrevistado realizó estudios en administración, y en la actualidad cursa la carrera de Comunicaciones para especializarse en relaciones públicas y publicidad, y hoy nos contará sobre VANDAL.

¿Cómo te diste cuenta que tenías vocación de emprendedor?

Sergio: “Bueno, creo que el emprendimiento siempre surge previo a una necesidad y es resultado de la creatividad que utilizas para superarla. Y en mi caso fue igual, sentía la necesidad de no estar atado a un trabajo convencional, de buscar cierta independencia y además hacer algo que en realidad me guste, me apasione.

Y es en esa búsqueda que ingresé a la Cultura Hip Hop, me identifiqué con ella y pude evidenciar que no existía una marca que recogiera y dé a conocer su esencia, es ahí donde veo la oportunidad de ingresar en este emprendimiento”.

¿En torno a qué gira el estilo urbano?

El Hip Hop nació en la calle, por lo que tiene un estilo agresivo y a la vez contestatario. Se trata de reflejar esa actitud en las prendas, complementándolo con un buen diseño y un producto de calidad, para que sea del agrado y comodidad del cliente.

Vandal inicios:

En el mercado habían  marcas peruanas de ropa inspiradas en la cultura urbana, pero solo dedicadas al skate o al surf. Es por eso que surge casi como una necesidad, una marca de bandera que esté enfocada en la Cultura Hip Hop. Y eso es lo que nos diferencia con las otras marcas, el Hip Hop siempre será nuestra esencia y no solo una tendencia pasajera.

Se inició con una tienda en Los Olivos y actualmente ya atendemos en un nuevo local en  Magdalena del Mar. Además, nos resulta muy interesante si bien Sergio Valencia inició todo este emprendimiento, ahora  lo desarrolla con el apoyo de su familia, quien se compromete tanto como él en llevar adelante este proyecto.

Evolución de la marca:

Sergio nos cuenta que la marca: “Vandal”,  tuvo un proceso de evolución.  Empezó como una tienda relacionada al graffiti  en el año 2012 con el nombre de “VANDAL 24-7”. Después de un año, se decidió renovar la imagen y el concepto y se lanzó “VANDAL” como marca de ropa, con el nombre modificado y con un nuevo logotipo.  Al respecto, Sergio dice: “Sentí que revendiendo productos ya elaborados no había mucha perspectiva a futuro, y consideré que lo mejor era producir algo propio, que al ser exclusivo, iba a dar un plus”.

¿Qué productos nos ofrece Vandal?

Sergio: Actualmente producimos polos, sweaters, poleras con capucha, casacas, gorras snapbacks, etc. Paralelo a nuestra marca, vendemos accesorios relacionados a la cultura Hip Hop, como material especializado para Graffiti y discos de Rap.

Vandal Girl

Hace una semana, la marca “Vandal” lanzó la línea de ropa para mujeres. Sergio nos comenta: “Las chicas siempre nos pedían  productos para ellas, y con estos productos la marca se vuelve pionera en ese rubro también”.  Al respecto, le sugerimos que nos de un adelanto, y él nos dijo: “Para este invierno, lanzaremos casacas con aplicaciones de Animal Print”.

Vandal con estudiantes Miraflorinos

¿Qué experiencia te ha dejado el haber tomado parte en la pasantía con los jóvenes que participaron del concurso escolar empresarial Idea Brillante, organizado porLa Municipalidadde Miraflores yLa Fundación Romero?

Sergio: “Me pareció muy interesante; primero, porque cuando yo estaba en el colegio no tuve esa oportunidad que alguien casi contemporáneo tuyo, te hable de cómo se puede emprender un negocio.  Otro aspecto que también me gustó, es el de poder comunicar a los jóvenes que se puede hacer algo nuevo, y despertar la creatividad en ellos”.

¿Y qué les dirías a esos jóvenes que quieren emprender algún proyecto?

Sergio: “Que no se asusten; que si bien no es fácil, y al comienzo va a costar, es una experiencia muy enriquecedora. Se conoce mucha gente, se aprende un montón, y lo más importante es que puedes hacer lo que a ti te apasiona y quieres a futuro”.

Proyección:

En cuanto a planes, Sergio Valencia nos cuenta que la marca “Vandal” tiene un contacto en Arequipa que le va a permitir la expansión de sus actividades hacia dicha región. Así mismo, dice que para fines de este año se espera otro local en Lima, incrementar la producción, y seguir apoyando a la movida Hip Hop para su crecimiento.

Por nuestra parte, esperamos que los planes de nuestro entrevistado y los de todos aquellos jóvenes emprendedores se puedan cristalizar y convertirse en realidad.  El emprendimiento juvenil es la fuente de nuestro futuro.

Diseños “KAPS.” de Escolares Emprendedoras

Valeria Zurita, Bárbara Ríos, Olenka Candela, Valeria Tejada, Claudia Cervantes y Roxy Cárdenas cursan el tercer año de secundaria en el colegio La Reparación, y juntas han logrado ser reconocidas por sus habilidades como emprendedoras.  Conversando con ellas, nos contaban que algunas ya habían tenido la inquietud de hacer negocio desde que eran muy pequeñas. En el caso de Olenka, por ejemplo, sentía ganas de vender algo, y según relataba, cuando tenía entre 7 y 8 años, su mamá le compró una caja llena de lapiceros de colores: verde, rosado, con adornitos.  Olenka los llevó a su colegio, y un buen número de personas se los empezó a adquirir a un sol.  –Me divertía vendiendo–, señaló ella, entre risas.
A su turno, Valeria Tejada dijo: –Yo toda la vida he querido vender lo que sea, ganar dinero, y que se pueda hacer un negocio–.  En tal sentido, empezó dando un servicio de tipo académico.  En su clase, cuando alguien tenía una tarea, y no sabía qué hacer, o no sabía dibujar, Valeria ofrecía su apoyo, y a cambio, recibía un pago.  De alguna manera, hacía de consultora escolar.  Le preguntamos si tuvo clientes, y ella respondió que sí, enfatizando que se trataba de clientes que de pronto aprobaban.
¿Desde cuándo se conocen ustedes?
Valeria Tejada: –Yo estoy en el colegio prácticamente desde inicial, y he visto cómo cada una de ellas ha ido llegando.  Primero vino Roxy en segundo de primaria, y después vinieron Bárbara, Claudia, la otra Valeria y Olenka–.

 

Origen del proyecto:
Les consultamos cómo empezaron con su negocio, y nos contaron que fue cuando se enteraron del concurso de emprendimiento empresarial “Idea Brillante”, organizado por La Municipalidad de Miraflores y La Fundación Romero, que se realizó en el presente año, 2013.  Entonces, las amigas se propusieron ver qué podía ser innovador o atractivo.  Al comienzo, ellas pensaban en un proyecto relacionado con la venta de llaveros, muñequitos, artículos de bandas musicales, de programas de televisión.  Sin embargo, vieron que esa no era la alternativa más conveniente, y optaron por la propuesta de hacer tazas diseñadas, que Valeria Tejada les había planteado.
Sobre ello, la misma Valeria explicó: –Pensé que no era un producto muy común.  Yo, por lo menos, no había escuchado que fabricaran tazas así, y me pareció que era una manera también de plasmar las diferentes personalidades que pueden tener los clientes.  Iba a ser algo recreativo, y me pareció una muy buena idea–.
En principio, aquella propuesta no terminaba de convencer al resto de sus amigas.  Pero, poco a poco, la fueron aceptando, y entre todas empezaron a dar ideas sobre diseños.  Los hay para todas las personas: niños, jóvenes, adultos.  Puede ser un dibujo animado, un paisaje, un universo, y hablando de ello, Claudia nos contaba que los diseños los hacen entre todas.  Ella se especializa en los más extensos, y le gustan los extravagantes.

 

Un nombre para el proyecto:
Ellas explican que tazas en inglés es “Cups” y decidieron cambiarle la letra para que suene “KAPS.” Sobre este último, cabe precisar que el punto agregado al final del nombre es idea de las 6 amigas.

 

Organigrama:
Con respecto a los cargos que cada una de las socias ocupa en el proyecto empresarial, cabe señalar lo siguiente: En Recursos Humanos está  Roxy Cárdenas, en finanzas Claudia Cervantes y Valeria Zurita, en producción Bárbara Ríos, en marketing Olenka Candela.  La gerente general es Valeria Tejada, cuyo carácter y personalidad de líder no tardaron en ponerse de manifiesto a lo largo de nuestra conversación.

 

En la práctica:
Las promotoras del proyecto empresarial “Kaps.” se clasificaron en el concurso “Idea Brillante”, y tuvieron la posibilidad de participar en la expoferia que se realizó en el Parque Kennedy, el 28 de agosto del presente año, en el marco del mencionado concurso.  En torno a la respuesta del público, que tuvieron en esa ocasión, Valeria Tejada comentó:         –Habían muchas personas que se acercaban, les llamaba la atención los diseños de las tazas, les parecían atractivas, y compraban.  Luego, por la noche, nos empezaron a llegar un montón de mensajes a nuestro Facebook, que decían: las vi en la expoferia, ¿cómo hago para comprarles?  Y eso nos pareció motivador, porque nos dimos cuenta que a las personas les estaba gustando la idea–.
–¡Y tuvimos pedidos en Facebook!–, añadió Olenka.

 

Como fruto de su esfuerzo, y sus deseos de innovar, las 6 amigas que un día decidieron asociarse para dar vida al proyecto “Kaps.”, obtuvieron el segundo lugar en el concurso “Idea Brillante”, y fueron premiadas en una ceremonia que se realizó el 4 de setiembre, en el salón de actos de La Municipalidad de Miraflores.  No cabe duda que las jóvenes emprendedoras se sienten muy satisfechas por aquel logro, y no es para menos.  Por el momento, ellas han hecho un alto en su producción, y es que están en época de exámenes bimestrales.  Sin embargo, y tal como nos contaban, la idea que tienen es planificar las cosas que van a hacer, cuando las evaluaciones terminen, para realizarlas en forma adecuada.

 

Proyecciones:
Cuando les preguntamos si pensaban sacar nueva producción para el verano, las amigas nos respondieron que sí, casi a coro, y Olenka indicó: –Para  navidad también, porque en el colegio se va a dar un evento: “El Día del Logro”.  Esto será en noviembre, y nos han dicho para vender nuestras tazas, así que, como ya se acerca la navidad, queremos hacer diseños basados en un reno, en Papa Noel–.
¿Tienen otras ideas o planes a futuro?
Roxy:
–Hacer que nuestro producto crezca, hacer nuevos diseños–.
¿Piensan ustedes seguir juntas en el proyecto, cuando terminen el colegio?
Valeria Tejada: –Si hay la posibilidad, sí–.
Luego de lo dicho por la gerente general del proyecto, las demás socias afirmaron que ellas iban a continuar con más ganas, porque les gusta lo que hacen, y ello pone de relieve una vez más lo valioso de la energía empresarial que la juventud tiene para brindarle a nuestro país.  No cabe duda que, si de nuestro futuro se trata, es indispensable promover y alimentar constantemente ese entusiasmo, así como las ganas que desbordan a nuestros jóvenes empresarios.  Si les damos las herramientas necesarias, y les brindamos el conocimiento más adecuado, ellos se encargarán de poner lo que haga falta para alcanzar un mañana promisorio.

 

 

UNA MUESTRA DE INCLUSIÓN: EMPANACOMBI

Para Cynthia Rodríguez, la actividad empresarial fue parte de algo natural desde pequeña.  Según nos contaba, su mamá siempre tuvo negocios de bazares, y su papá ha estado abocado al rubro de material didáctico para niños de 0 a 5 años de edad.  En su colegio, Cynthia vendía cosas; estaba en los talleres  de todo lo que es cocina.  Luego, en la universidad, ofrecía chaquiras, pulseritas a todas las chicas, y de esa forma, solventaba sus gastos, compraba sus libros, o lo que pudiese necesitar. Sus padres, de alguna forma, querían que ella y su hermana Sandra estudien una carrera, y que sigan el camino de una persona profesional.  Entonces, Cynthia estudió ingeniería industrial; su hermana es publicista.  Sin embargo, al final, en ellas se impuso la preferencia por la actividad empresarial que, desde siempre, estuvo en la atmósfera de su familia.

EL PRINCIPIO:

Le preguntamos a Cynthia cómo nació el proyecto Empanacombi, y ella nos respondió:
 –En realidad, empezó como un modelo de negocio dentro de la universidad.  Primero fue la idea de hacer un negocio de comida al paso, de repente algo diferente de lo que se venía ofreciendo, que era salchipapas o sándwiches.  Queríamos que sea algo innovador; decidimos hacer empanaditas fritas de diversos rellenos: Lomo Saltado, Ají de Gallina, Tres Quesos, y buscamos que donde se vendan también sea algo innovador.
Estas se ofrecen en una combi, que es un carro Peugeot Boxer totalmente equipado–.
En cuanto al desarrollo del perfil, así como en lo referente a la parte operativa, financiera, las dos hermanas recibieron el apoyo necesario en la Universidad Peruana de Ciencias aplicadas, (UPC).  Hablando de la puesta en funcionamiento del proyecto, Cynthia nos contó:
 –Empanacombi, ya como un negocio, inició el año pasado; inauguramos el 2 de noviembre del 2012, en San Miguel, en la paralela de la cuadra 26 de la Avenida La Marina–.
En ese mismo año, las hermanas también ganaron el concurso “Para Quitarse El Sombrero” de La Fundación Romero, y gracias a ello, recibieron un capital que les permitió crecer.

VISIÓN DEL PROYECTO:

En cuanto a la visión, Cynthia nos dijo:
 –Cuando decidimos hacer el modelo de negocio, queríamos que Empanacombi sea un proyecto inclusivo–.  Refiriéndose a este punto, añadió: –Nosotras tenemos una hermana (Nati), con síndrome de Down.  Ella tiene un corazón competitivo, es campeona mundial en natación. Entonces, para nosotras, Nati siempre fue la inspiración y el motor de lo que estamos haciendo–.

MISIÓN:

En el curso de la conversación, Cynthia enfatizó que la misión del proyecto es ofrecer las mejores empanadas, hechas por los mejores chicos, y al respecto, señaló algo que es muy interesante destacar: el 60% de la fuerza laboral de Empanacombi está constituida por personas con diversas discapacidades, tales como: retardo leve, sordera, síndrome de Down.  Nuestra entrevistada y su familia cuentan con una amplia experiencia, en cuanto a relacionarse y compartir con dichas personas, considerando que siempre tuvieron la posibilidad de estar en contacto con ellas  por su hermana.
Ampliando un poco más sobre el trabajo de las personas con discapacidad que participan en Empanacombi, Cynthia señaló:
 –Tenemos el apoyo psicológico de María Elena Basauri, quien de alguna forma ha sido el soporte social, emocional, con los chicos para su adaptación dentro del trabajo–.
¿Qué labores vienen realizando dichas personas?
Cynthia: –Hacen de todo–.
¿En qué se pueden desempeñar las personas con retardo leve, por ejemplo?
Cynthia: –Depende mucho de sus gustos; lo que nosotros tratamos de descubrir en ellos es en qué son hábiles.  De repente, pueden no estar en condiciones de hacer algunas cosas.  Sin embargo, desarrollan otro tipo de habilidades que son muy útiles dentro de la empresa–.
En efecto, en el área de atención al cliente encontramos a uno de los chicos que sonríe, y que trata muy bien a quienes vienen a comprar las empanadas.  Acerca de él, Cynthia comentó:
 –Le gusta estar allí, y entonces, buscamos ese tipo de potencialidades que se puedan explotar–.  En ese sentido, en la cocina hay otro joven de 29 años que se había pasado toda una vida estudiando pastelería, panadería.  Él no había trabajado, pero ahora ya ha encontrado la oportunidad de laborar en lo que más le gusta.
En nuestro deseo de conocer, e informar a nuestros lectores, le preguntamos qué tareas realizan quienes tienen Síndrome de Down, y Cynthia nos explicó que atienden al público, doblan servilletas, ven las comandas, entregan lo que piden los clientes.  Sobre esto último, comentó que a ella le gusta mucho cuando la gente quiere aprender un poco de señas, y quiere tratar de comunicarse con los chicos que trabajan en Empanacombi.  –Nos consultan cómo les pueden decir gracias, y les indicamos la forma de hacerlo–, dijo Cynthia.

METAS:

Cuando le consultamos sobre sus metas, ella expresó: –Como proyecto Empanacombi, nosotros aspiramos a poder tener más puntos de venta–En la actualidad, ya cuentan con un segundo módulo que está ubicado en el Open Plaza de La Marina.  Y proyectándose hacia el futuro, la misma Cynthia añadió: –La idea, más adelante, luego que se consolide el negocio, es poder tener una franquicia, pero siempre guardando el espíritu relacionado con las personas con discapacidad–.
Para Cynthia y sus hermanas es muy importante que el proyecto siga adelante, que sea sostenible en el tiempo, que dure muchos años, y que se pueda replicar en el corazón de muchos más empresarios y en el de la comunidad en general.  En tal sentido, cabe poner de relieve y resaltar la encomiable labor que ella y su familia realizan.  Empanacombi, como tal, es una muestra de los frutos que un proyecto comprometido con la inclusión puede ofrecerle a la sociedad.

 

 

 

 

LA CREP´MANÍA EN FAMILIA

Klaudia y su hermana Giuliana jugaban a ser empresarias desde niñas, ella recordando sus momentos de infancia comentaba: “Teníamos maletines, billetes, y manejábamos empresas en nuestro cuarto”.  En su familia siempre estuvo presente la inquietud empresarial, y había la idea que uno nunca está tan bien como cuando trabaja para uno mismo.

En la conversación que sostuvimos participaron: Klaudia, su hermana Guiuliana y su esposo Matías Rolland, de nacionalidad francesa.  La curiosidad nos llevó a preguntarle a Matías qué le atrajo de nuestro país.  Él nos respondió que lo primero fue Klaudia, y lo segundo, nuestra cocina.  Cabe señalar que, en principio, Matías estudiaba Psicología.  Sin embargo, en el camino descubrió que aquello no era lo suyo; encontró que su pasión estaba en la cocina, y cambió de carrera, recibiéndose de chef profesional.

¿Cómo nació la idea de Crep´manía?

Klaudia: “Este es un proyecto que tiene ya casi 9 años en realidad.  Crep´manía abrió hace 3 meses, pero si digo 9 años es porque desde el día que Matías y yo nos casamos, nació la idea de hacer un negocio en el Perú.

En ese entonces, Matías vino a trabajar, pero no hablaba mucho castellano, así que nos fuimos rápidamente a Francia, y desde ese día le quedó en la cabeza que él quería regresar para hacer algo”.

Al respecto, Matías comentó: “Cuando llegué, no conocía la cocina peruana, porque en esos momentos no tenía tanta fama como está teniendo en estos días; pero me gustó al toque.  Creo que el primer plato que probé fue arroz con pollo, con papa a la huancaína, y era completamente diferente de todo lo que había podido probar antes.  Yo nomás conocía de la cocina de Asia, de todo Europa, un poquito de África; pero ese arroz con pollo era absolutamente incomparable con todo lo que había probado hasta ese día, y siendo entonces  chef, me vino la idea de regresar al Perú para abrir un restaurante”.

De vuelta en casa:

Efectivamente, con el tiempo, la pareja regresó, y las cosas se fueron dando.  Resulta que la hermana de Klaudia es administradora hotelera, su mamá tiene experiencia en el terreno del Catering, y en palabras de la misma Klaudia: “Es muy buena en comida criolla”.  Entonces, conversando en familia, surgió la idea de convertir en realidad el sueño de abrir un restaurante en el que se dieran cita la cocina francesa y la peruana.

Le consultamos a Giuliana, en su condición de administradora, cómo ve la experiencia de la empresa que su familia ha montado, y ella nos dijo: “Es una experiencia totalmente diferente; porque, obviamente, cuando entras a un trabajo tienes todo armado.  Llegas, te sientas, y tratas de hacer  lo mejor que puedes.  Pero, acá, verlo desde los inicios; desde poner el piso, hasta poner a construir una pared, ver las obras que se hicieron, la implementación del local, la licencia de funcionamiento, es una experiencia que te enseña bastante.  Después de ver como se arma poco a poco, sientes que ya es tu casa”.

Una provocativa combinación:

¿Cómo son las creps franco-peruanas?

Klaudia: “Las rellenamos con cocina peruana; tenemos creps de Lomo Saltado, creps flambeadas al pisco, creps de huancayina, lo que está teniendo bastante acogida.

¿Cómo toma el público la fusión franco-peruana de las creps?

Matías: “Trato de conversar con nuestros clientes para saber qué piensan, y lo bueno es que el cliente peruano es muy educado, cuida sus palabras y expresa lo que tiene en el corazón.  Llevamos tres meses y unos días de apertura, y veo que la gente es un poco tímida porque, en el Perú, las creps son asociadas con algo dulce, que se toma en la tarde con un cafecito, un chocolate caliente.  Pero entonces, lo que yo trato de ofrecer son más creps saladas y creativas, que resultan de la mezcla de técnicas francesas y platos peruanos, y a la gente le gusta; la taza de aceptación es alta”.

Sobre esto mismo, Klaudia comentó: “Hay que romper con ciertos aprioris como el arroz, por ejemplo”.

¿Qué significa ello?

Klaudia: “Muchas personas quieren comer solamente creps en la tarde, y no al medio día, porque esperan siempre tener arroz en su plato en el almuerzo, y por ejemplo, una crep de Lomo Saltado no viene con arroz; viene con sus papas fritas, con su huancaína.  Sin embargo, los que se han lanzado al medio día creo que se han quedado conquistados, regresan y ya se atreven a probar otros platos”.

Entre las alternativas que Crep´manía ofrece, se puede pedir por ejemplo una   Bretona que es con huevo, con tocino, y entonces, uno descubre que vale la pena seguir probando porque, de repente, hay otras cosas que también pueden gustar.  Todo está en ir descubriendo lo rico de la fusión entre las cocinas francesa y peruana.

Aporte nutritivo:

Pero, además de variedad, en las creps saladas franco-peruanas hay una característica muy interesante: están hechas de harina de quinua. Y sobre las propiedades nutritivas de la quinua, cabe citar lo que dice César Sifuentes, él señala: “Debido a su alto poder nutricional se convirtió, junto con la papa y el maíz en el alimento básico de los incas. La quinua no tiene gluten y es de fácil digestión, mucho mejor que el maíz y el trigo. Tiene un alto contenido de proteínas, y contiene los aminoácidos que necesita el cuerpo humano, por lo que puede reemplazar en algunos casos a la leche materna. Al combinarse con cereales como la soya mejora su valor proteico. Es una excelente fuente de fósforo, calcio, hierro, almidón, azúcar, fibra, minerales y vitamina E. Las propiedades alimenticias de la quinua son tan ricas que la NASA la ha incluido en la dieta de los astronautas. Es muy consumida internacionalmente en países como Canadá, Estados Unidos y Japón”. (1)

¿Se puede acompañar las creps franco-peruanas con un buen vino?

Klaudia: “Yo pienso que tenemos dos o tres creps que son realmente ideales para vino blanco; tenemos también un par que se adaptan muy bien al vino tinto”.

¿Hay entre ellos un maridaje?

Klaudia: “Sí, exactamente, e incluso, fuera del campo de los vinos, yendo más al pisco, está nuestra crep “Susy Díaz”.  Se llama así, porque es la crep suzette francesa pero flambeada por nosotros al pisco. Esta va rellena de piña, acaramelada con miel de chancaca, y lleva una bola de helado encima. Yo recomiendo acompañar esta crep con un buen Pisco sour”.

El entusiasmo que Klaudia y su familia le ponen al proyecto que han emprendido, realmente, resulta contagiante, y nos habla de cuanto podemos y debemos esperar de aquellos jóvenes, que son capaces de ir más allá de sus propios sueños.

http://comidaperuana.about.com/od/Ingredientes/a/La-Quinua-O-Quinoa.htm

PAN DEL INCA, EMPRENDIMIENTO CON RESPONSABILIDAD

Jesús Manuel Aguilar Alfaro tuvo la inquietud típica del emprendedor desde que era un niño, siempre estaba organizando cosas, viendo pequeños proyectos, “Más que vender, me gustaba organizar eventos” nos comenta.

Inicios de emprendedor

“Yo soy músico; tenía mi banda, y conocía a otros grupos. Cuando cumplí 15 años, en el 2005, por un tema de trabajo de mi mamá, nos fuimos a vivir a Huancayo, y allá, organicé pequeños conciertos de varias bandas.  Más que por una motivación lucrativa, lo hacía por promover la música.  Fue entonces que me dí cuenta que me gustaba lo que es organizar, dirigir”.

Pero, además de promover los eventos culturales, mientras estuvo en Huancayo, Jesús incursionó en el tema de los municipios escolares, y se vinculó con proyectos de reforestación.

Volvió a Lima a mediados del año 2007, para terminar la secundaria. Salió del colegio con la idea de hacer un negocio en torno a la industria musical, e ingresó a la facultad de negocios de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC). Se dedicó a los estudios, y lógicamente, los cursos que más llamaron su atención fueron los relacionados con las finanzas, planeamiento estratégico.

Pan del Inca

En la actualidad, Jesús cursa la carrera de contabilidad y administración.  En las aulas, conoció a unos amigos: César jara, Enrique Besa y Rodolfo Raigada, quienes estaban en la carrera de agro-negocios, y se encontraban elaborando su plan de negocio – uno de los últimos requisitos para egresar de la universidad, en el cual buscaban plasmar una idea de negocio, y como sabían que Jesús conocía de finanzas y contabilidad, lo invitaron a participar.  Luego, se les sumaron 2 personas que son especialistas en marketing: Melisa Cabrera y José Bohoquez.

Fue así que nació el proyecto Pan Del Inca, sobre la idea de producir snacks naturales, a partir de una raíz llamada “arracacha”, que es conocida como zanahoria blanca, y que los amigos de Jesús habían visto en un curso de alimentos del Perú.  Al respecto, él nos explicó: “A César Jara le llamó la atención “la arracacha”, porque vio que era similar a la yuca y dijo: -Ah, de repente se puede freír-.  Entonces, investigando un poco más, había ciertos snacks que se preparaban con esta raíz.  Empezamos a hacer las pruebas en el laboratorio, y desarrollamos el producto”. Como resultado del proceso de elaboración diseñado, sus snacks tienen niveles de grasa muy bajos.

Apu Chips:

Los productos hechos de la Arracacha, que Pan del Inca ofrece, llevan la marca de Apu Chips.  Cabe señalar que la Arracacha era el alimento del inca, y que por eso, Jesús y sus amigos le pusieron a su proyecto “Pan del Inca”.

¿Cómo comercializan estos snacks?

Jesús: “Ahorita los estamos vendiendo en bolsas grandes, a granel, porque estamos probando el mercado, para ver cuál es la reacción del consumidor, si le gusta el sabor.  Queremos abarcar toda una línea natural; también estamos desarrollando empaques especiales”.

Responsabilidad Social en Pan del Inca:

En lo que se refiere a la responsabilidad social, Jesús nos dijo: “Es un tema muy interesante, y de repente uno de los más importantes del proyecto.  Él y sus socios piensan que un negocio, al fin y al cabo, no es solamente para lucrar.  Este debe tener un impacto a 3 niveles: en el de los proveedores, el de los clientes y en el de los trabajadores”.

El nivel de impacto en el que el proyecto viene enfocando su responsabilidad social es el de sus proveedores, y en tal sentido, Jesús nos explicó que eligieron ese nivel, porque uno de los desafíos que encontraron fue que el cultivo de “la arracacha” está bastante descuidado y olvidado.  Es así que nos comentó que,“Investigando, viajando bastante, nos dimos con la sorpresa que la Arracacha es un cultivo que, ahora, solamente lo usan pequeños campesinos para su propio consumo, para su canasta familiar”.

Pariahuanca, cuna de la ARRACACHA:

De tanto buscar, Jesús y los emprendedores que lo acompañan, se enteraron que uno de los lugares donde se cultivaba la arracacha era en la sierra central, y más precisamente en Pariahuanca, un pueblo que está a 3 horas de Huancayo. Entonces se dirigieron al mencionado lugar, a principio del 2012. Allí se enteraron, de boca de los mismos pobladores, que antes casi todos cosechaban aquella raíz, que la vendían en grandes cantidades, pero que por la baja de su demanda su cultivo fue remplazado por otros, como el maíz y diversas frutas.

Pero el tema del poco cultivo de la arracacha no fue lo único que llamó su atención en aquel lugar. Resulta que Pariahuanca es un poblado bastante pobre, aislado, con necesidades, donde los niños deben caminar horas para ir a su escuela.  Y en cuanto a ello, Jesús nos comentó: “Esta realidad, en verdad, nos impactó bastante, y dijimos: -Bueno, acá tenemos que hacer algo, ¿no?-.  Entonces, conversamos con los pobladores para ver qué posibilidades había que sean nuestros proveedores, y nos dijeron que ellos podían comenzar con cierta cantidad pequeña pero a un precio que para nosotros resultaba  atractivo, y que para ellos les era muy rentable, mucho más rentable de lo que les era el cultivo del maíz”.

¿En qué reside la rentabilidad de la Arracacha?

Jesús: “En que su cultivo no está expuesto al ataque de plagas; no necesita tantos fertilizantes, tantos cuidados”.

¿Quiere decir que la Arracacha es como la hierba mala?

Jesús: “Exactamente, es lo que nos decían: que crece como una hierba mala”.

Premios:

Luego del contacto con la comunidad de Pariahuanca, Jesús y sus socios decidieron llevar su proyecto de la idea a la fase del desarrollo. En el camino, se les presentó la oportunidad de participar en el concurso de emprendimiento James MC Guire, y para sorpresa de ellos, resultaron ganadores a nivel de su universidad (UPC).  Así, obtuvieron un pequeño financiamiento que utilizaron para seguir con su proyecto.  Pero la buena suerte, y el reconocimiento a lo interesante de su propuesta, no se quedó allí; los siguió acompañando, porque además de haber ganado a nivel local, recibieron la noticia que habían sido seleccionados finalistas a nivel internacional, en el concurso antes mencionado, y que los estaban invitando a participar en la final para exponer su proyecto, junto con otros 5 finalistas, en la ciudad de Orlando (Estado de Florida), en Los Estados Unidos.

Sobre esto, Jesús comentó: “Viajamos, y fue una experiencia muy enriquecedora para el proyecto, porque nos dieron muchas ideas, afinaron bastantes cosas que nosotros teníamos, a pesar  que no conocían tan a profundidad la realidad de nuestro país, y nos dieron consejos que estamos aplicando”.

A nivel internacional, el proyecto Pan del Inca quedó en el segundo lugar; no ganó el financiamiento principal, pero sí recibió un incentivo que fue significativo. Sus promotores quieren desarrollar un mercado más estable, y eso sería ideal, porque así podrían comprarle a sus proveedores en forma fluida. Los proveedores están produciendo, pero en cantidades pequeñas.

Otro aspecto que también Jesús nos mencionó tiene relación con el tema de los empaques.  Él nos dijo: “Nos hemos conseguido un proveedor que nos puede desarrollar empaques ecológicos”.

¿Ustedes apuntan al mercado nacional o quieren también exportar?

Jesús: Actualmente queremos apuntar al mercado nacional, pero uno de nuestros planes también es exportar a países como Los Estados Unidos, que son grandes consumidores de snacks”.

Felicitamos, este emprendimiento y esperamos comentarles muy pronto los nuevos éxitos de APU CHIPS en el mercado nacional e internacional.

 

CON LOS PIES SOBRE NUESTRA TIERRA

“Canchita” zapatos no solo son hechos en el Perú, sino que además llevan en su diseño, la huella de una profunda emoción y fervor patriótico, que Mariana Edery heredó de su abuelo, el niño héroe “Marcos Edery Maldonado”.

Desde chica, a ella nunca le gustó que sus padres le dieran dinero; siempre quiso trabajar. “Creo que nací ya con ese gen de emprendedora”, dice ella, y añade: “Me gustaba vender cositas, ayudar en todo lo que podía.  Y bueno, ya cuando fui grande, y decidí abrir lo de los zapatos, también fue, creo, un golpe de suerte, en el lugar correcto, en el tiempo correcto”.

Luego del colegio, Mariana estudió administración y gerencia enla Universidad RicardoPalma; llevó el curso de un año de decoración en la academia Toulouse Lautrec, y después, como le encantó la decoración inició sus estudios en arquitectura de interiores.  También, estudió inglés en los Estados Unidos, además de otros cursillos como fotografía, diseño, arte.  “Todas esas cosas siempre me han encantado”, comenta ella.

Le preguntamos si todo lo que estudió le ha servido para su negocio, y Mariana Responde: “La administración sí me ha servido”.  Luego añade: “Pero, en verdad, en los institutos, o universidades si bien te dan las herramientas, te dan las pautas, que tienes que aprender administración, a llevar tus números, a hacer tus balances, saber estadísticas,  no te dicen cómo abrir un negocio, dónde hacerlo, qué es lo que tienes que hacer”.

Antes de iniciarse como empresaria, Mariana laboraba en diferentes empresas ejerciendo su carrera como administradora. Sin embargo, decidió iniciar un nuevo camino, su propio proyecto empresarial.

 ¿Cómo empezó esta nueva aventura?

Mariana: “Primero, empecé a hacer los zapatos para mí; porque los que habían en el mercado eran carísimos, yo no podía pagarlos, y menos con el sueldo mínimo que ganaba.  Después, decidí hacer mis propios zapatos de cuero, cómodos, que me duren siempre, y fui buscando en Villa El Salvador quién me podía hacer zapatos, como yo quería.  De allí, me di cuenta que tenía gran acogida con mis amigas.  Casi todas calzamos igual, y se empezaron a llevar mis zapatos, a usarlos.  Y todas me daban súper buenas críticas, hasta que un día puse un power point en Internet con el modelo de zapato que me encantaba.  Puse 6 colores al costado, y dije: ¿Quién quiere?  Y mandé a toda mi base de datos, y ese día tuve más de 100 pedidos.  Entonces, yo no tenía cuenta de banco; la llamé a mi mamá, y le dije; -dame tu cuenta, que la gente me está pidiendo dónde depositarme-.  Con el paso del tiempo, abrí mi propio taller y tengo maquinaria propia”.

 “Canchita” una marca:

Canchita era una perra de raza peruana de un amigo.  Resulta que aquel  amigo se había traído una ropa de baño muy bonita de Europa, pero un buen día Canchita se la comió, y a él casi le da patatús, porque le había costado como 150 dólares”.  Entonces, Mariana nos cuenta: “Me fui a Gamarra, compré los mismos materiales, y por 15 o 20 soles le hice la misma ropa de baño, con el forro interno, con los colores, hasta le pegué el logo de Italia que tenía.  Se la entregué, y mi amigo me dijo: -Te quedó igualita; no puede ser, y con materiales de Gamarra-.  Entonces, me dijo para abrir un negocio de ropa de baños de hombres.  A esa marca le pusimos Canchita, y después, me abrí porque a mí no me gustaba hacer ropa.

Me dediqué otra vez a los zapatos, y le puse Mua By Canchita para diferenciar la línea de mujer”.  Al final, el amigo de Mariana se desligó totalmente del negocio, y la marca Canchita quedó completamente en manos de ella.

Hoy, su marca es conocida en el extranjero.  Mariana recibe mensajes de diversos países y de las diversas regiones del interior del Perú.  Comparte sus experiencias con sus fans, a través del Skype.

¿El empresario se hace o nace?

Mariana: “Yo creo que nace.  Por ejemplo, yo estoy a cargo de mi marca, y desarrollo para diferentes marcas de chicas que también tienen el bichito emprendedor, y que también quieren salir adelante. A muchas personas, con las que me reúno cuando recién empiezan, les doy todas las pautas que yo tengo para iniciar un negocio, les doy mi knowhow completo, pero a pesar de ese apoyo, hay muchas marcas que se van quedando en el camino, porque no le meten punche, tienen otras prioridades.

Cada vez que una marca nueva entra a mi taller, yo les explico: -Tienes que manejar tu marca así, asá; tienes que marquetearla, hacer esto, lo otro-.  Y bueno, algunas lo escuchan, otras no, pero es el bichito.  Allí te das cuenta quiénes sí la quieren luchar, y quiénes se quedan estancadas”.

Crecer ayudando:

Mariana nos cuenta que le escuchó decir a un profesor de su universidad algo que nunca se le olvidó: “Una persona ignorante es la que no transmite sus propios conocimientos a los demás”.  Y sobre esto mismo ella añade: “Si en verdad eres transparente, eres bueno en lo que haces, compartes tus conocimientos, TÚ sales adelante.  Si tú eres bueno, así compartas tus conocimientos o no, nadie te va a ganar.

La Familia Canchita:

Mariana explica: “Mi marca se llama Canchita.  Como todas las chicas a las que yo les hago sus marcas son jóvenes emprendedoras, yo trato de ponerlas como si fuese la mamá gallina, porque yo soy la que tengo más cantidad de fans; soy más conocida en los medios.  Entonces, yo a todas mis clientas las he llamado La Familia Canchita.

Cada vez que realizo un evento, hago que todas participen para que salgan adelante y se den a conocer conmigo.  Si es una venta de zapatos, las llevo y pongo: -La Familia Canchita, con todas sus marcas, está participando-.  Me conviene que ellas vendan, porque es todo un círculo.  Si venden, se les acaba rápido, Me hacen más pedidos, y se genera más trabajo.  Si me compran a mí, también, a buena hora.  A mí sí me gusta que todas las personas que trabajan conmigo se sientan felices y contentas”, nos dice.

Para jóvenes empresarias

En cuanto al tema del egoísmo y la envidia, que suelen rondar el mundo de los negocios, Mariana les recomienda a las jóvenes empresarias a las que apoya que siempre permanezcan con los pies sobre la tierra.  Al respecto, comenta: “Yo llevo 7 años saliendo en medios tales como: televisión, revistas, periódicos, pero sigo teniendo mis pies sobre la tierra; sigo siendo la misma persona que era hace 7 años, sencilla, con mis valores y principios súper establecidos”.

¿Qué sucede con el tipo de personas a las que se les suben los sumos, cuando ven que la fama y el éxito les sonríen?

Mariana: “Esas son las personas que yo sí empiezo a eliminar de mi familia Canchita, porque a mí me gusta que mantengan la vibra y los pies sobre la tierra”.

¿Qué consejos les daría a los jóvenes que desean hacer empresa?

Mariana: “La perseverancia es importantísima;  las cosas no caen del cielo, a menos que te saques la suerte.  Pero igual, el dinero se va si no lo manejas bien.  La gente espera, diciendo: -Ya, en 5 años que ahorre, me salgo de mi trabajo para abrir mi propio negocio-.  Pero no tienes que esperar; nunca va a llegar un tiempo para programar todo lo que tienes que hacer.  Si tomas una decisión, tienes que saltar a la piscina esté con agua y sin agua.  Obviamente, siempre van a haber riesgos, pero igual, uno está joven”.

No son pocos los ejemplos y las fuentes de inspiración que, en el campo del emprendimiento, podemos ir encontrando a lo largo del camino.  Mariana Edery es una muestra de ello.


CHOCOmuseo en Miraflores

Chaimae Hathout, gerente general de la empresa, nos cuenta que el primer Choco Museo se abrió en Guatemala, hace 8 años.  La iniciativa fue de una pareja francesa, que estaba de visita por Latinoamérica. Todo empezó en un hotel, espacio que se facilitó a la mencionada pareja.

Nació con el nombre de “La Casa del Chocolate”, y posteriormente adoptaría el de Choco Museo.  En principio, se trataba de una exposición de los diferentes tipos de chocolates que había en aquel país.  Luego, la pareja iría ampliando ello, acompañando la exposición con la explicación de su historia y de su proceso de elaboración, además de la exhibición del cacao.

En la actualidad, además de Guatemala, el Choco Museo se encuentra en Punta Cana, (República Dominicana), en Granada y en el Perú.  Sin embargo, cabe destacar que el Perú es el único país donde hay 2 choco museos: uno en Lima y otro en el Cusco.  Según nos dice Chaimae, “Ello se debe a que  el cacao peruano es uno de los mejores del mundo”.

El Choco Museo del Cusco ya tiene 2 años y meses desde que fue abierto, y el de Lima tiene 8 meses.  Este último está ubicado en la calle Berlín, 375 en Miraflores.

La política de la organización Choco Museo es que todos los productos sean locales; es decir, de cada país en el que opera.  “Por ejemplo, acá, en el Perú, trabajamos solamente con proveedores peruanos”, nos dice Chaimae, y a modo de puntualizar, agrega: “El cacao que usamos viene de Tocache, San Martín”.

Cuando le preguntamos sobre qué es lo que el cliente puede encontrar en el Choco Museo, Chaimae nos explica: “En nuestro local, tenemos talleres sobre el proceso de elaboración tradicional de  chocolates y trufas.  También, tenemos una zona de cultivo, otra relacionada con la historia y una dedicada a la fabricación.  Además, está la tienda donde se puede encontrar barras de chocolate, trufas y también productos de belleza a base de cacao.  Por ejemplo, hay líneas de cremas, y una de ellas esla Cremade Noche, hecha de manteca de cacao y aceite de coco.  También hay jabones de manteca de cacao, desodorante, esencias, aceites para masajes”.  Vale señalar que los insumos utilizados para la elaboración de los productos, que se ofrecen en el choco Museo, son 100% naturales.

Chaimae Hathout es francesa, y en su país hay mucho chocolate; sin embargo, resulta que allá el grano de cacao no crece.  Ella sabía que el Perú tiene uno de los mejores granos, y como le encanta el mundo del cacao decidió venir a nuestro país, atraída por la idea de sus amigos también franceses, promotores del Choco Museo, lo que a ella le pareció muy original.

¿Cree usted que el chocolate peruano podría competir con el suizo?

Chaimae: “Perfectamente, con más comunicación y promoción  puede, porque como he dicho la calidad del cacao peruano es uno de los mejores en el mundo, y tienen también el conocimiento en cuanto a la producción”.

ElChoco Museo es uno de aquellos ejemplos de cómo una dulce idea de emprendimiento puede salir adelante y desarrollar, si se le pone ganas, decisión y esfuerzo.

 

 

“DISEÑANDO UNA EMPRESA”

Valery Zevallos Hinojosa, es arequipeña, tiene 23 años y es Gerente General de su propia empresa: ESTRAFALARIO. En esta oportunidad, comparte con nosotros sobre este gran emprendimiento.

Estudiar diseño de modas era la meta que siempre estuvo presente en ella. Sin embargo, cuando salió del colegio no le fue factible; entonces, inició la carrera de administración de negocios.  A pesar de ello, decidió comenzar —paralelamente a sus estudios— una empresa de producción de prendas de vestir para mujeres, la cual lleva en el mercado 3 años y lleva el nombre de ESTRAFALARIO.

Es así que, poco a poco lo que fue un pasatiempo, donde confeccionaba unas cuantas prendas, ya funciona formalmente, y poniéndole mucho más empeño que antes. Cabe agregar, que ello ha significado un mayor crecimiento personal, ya que viene realizando estudios en el Centro de Altos Estudios de La Moda (CEAM), en Lima.

En ese sentido, Valery nos comenta sobre la producción de sus prendas: “Nuestra línea es dirigida a mujeres de quince a treinta años que les guste la moda, que tengan un interés por vestirse siempre de acuerdo a las tendencias”. Los modelos que se ofrecen son diseñados por la misma Valery, y cabe señalar que sus productos se orientan a los niveles socio-económicos A y B.

¿A qué edad descubrió que tenía facilidad para crear?

-“Desde chiquita siempre he tenido ese gusto por la ropa, quería comprarme ropa, pero la creatividad empezó a nacer en el colegio”.

Ella estudió en el colegio peruano alemán Max Uhle, y allí todo lo que es el arte siempre tuvo un peso importante. Valery se inscribía siempre en cursos relacionados con su vocación creativa.

¿Qué fuentes de inspiración hay para crear y estar a la vanguardia?

- “En lo que es diseño de modas,  hay mucho de investigación.  Ahora, las pautas en cuanto a gamas de colores, estilos y tendencias te las van dando los diseñadores de la Alta Cultura de París.”

¿Entonces qué haces?  Empiezas a investigar para sacar diferentes referencias y de allí armar la colección recolectando imágenes, informaciones.

-  “Lo lindo del diseño de modas es que puedes inspirarte en una época, o también en un sólo objeto: una flor, un barco.  Mi colección de ahora ha sido inspirada en los años 50; me he dedicado a investigar mucho sobre esa época”.

La Alta Costura de París data de 1909; es decir,  La Belle Époque, y empieza a tomar fuerza en 1915, cuando los grandes diseñadores se reúnen.

Valery sigue la línea Pret Á Porter. Dicha línea tiene diseños exclusivos, estandarizados.  Ella comenta que su siguiente colección, la cual ya está desarrollando con anticipación, se inspira en los años 70.

Le preguntamos: ¿No habría la posibilidad de generar una Alta Costura peruana o latinoamericana?

Valery nos señaló: “Sí, sería posible., porque tenemos diseñadores que ya están en la Alta Costura, pero hay que seguir muchas pautas.  A mí también me gustaría realizarlo. Para ello, yo tendría que terminar mi carrera como diseñadora y poco a poco  irme dedicando a eso.  No es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana, porque tiene muchos pasos a seguir.”

Valery nos cuenta que el hecho de venir a la capital ha sido muy bueno para ella, porque se está desarrollando profesionalmente y está conociendo mucho más el mercado para ofrecer algo innovador; de otro lado, porque su empresa ha crecido un poco más y ahora está vendiendo en tiendas de diseño independiente.  “Bueno, en Lima hay mucho más campo para lo que es diseño de modas, para lo que es la empresa, para crecer más.”

Además, ha significado la expansión de Estrafalario, es así que ya tiene cuatro meses en Lima; sin embargo, no ha dejado de seguir creciendo en Arequipa.  Pues, continúa realizando los Showrooms en su tienda de Cayma y organizando nuevos puntos de venta.  Al respecto, Valery nos dice: “Justo ahora, estamos hablando sobre otros puntos de venta, los cuales quedan por la avenida Cayma, para ampliar más, porque cuando solo se tiene un punto el círculo es el mismo.”

Finalmente, Valery ¿Qué mensaje les daría a los jóvenes?

- “Mi consejo principal, es que se preocupen mucho en conocer el producto o servicio que vayan a ofrecer, para así poder ser realmente originales e innovar, porque si no conocen  lo que van a ofrecer, no pueden brindarle un verdadero producto alternativo a sus clientes.  Los jóvenes debemos poner muchas ganas y perseverancia en lo que hacemos, ser humildes y, sobre todo, ponerle pasión, porque no es fácil.  Puede empezar muy bonito todo, pero siempre es difícil.”

Que valioso mensaje que nos dejas para todos los jóvenes emprendedores. Y en ese sentido, tú que les dirías a aquellos jóvenes que dicen: “Yo no tengo capital, no puedo empezar un negocio”, y es que acaso  ¿El no tener plata es un inconveniente para iniciar un sueño y convertirlo en empresa?

- “Yo creo que no, porque hay muchas maneras.  De repente, inicialmente no vas a estar trabajando ni desarrollándote en el rubro que tú quieres. Pero, puedes empezar trabajando en otros lados, para así ahorrar un poco y dar inicio a lo tuyo.”

Emprendedores comparten su experiencia a Estudiantes por el Concurso “Idea Brillante”

Por segundo año consecutivo la Municipalidad de Miraflores y la Fundación Romero desarrollarán el concurso de emprendimiento escolar denominado “Idea Brillante” donde participarán 890 alumnos de 10 colegios públicos y privados del distrito.

Es en ese sentido que se vienen realizando diferentes pasantías denominadas “Vívelo de Cerca”, que buscan generar espacios donde los estudiantes puedan recoger experiencias de emprendedores de su entorno, así como conocer los factores que determinar su éxito y sus adversidades.

Participan empresas de distintos rubros dentro del concepto de emprendimiento empresarial, tales como: Empanacombi (Alimentos/Inclusión), Pan del Inca (Alimentos/Innovación), Maga y sus Suspiros (Alimentos), Patina Perú (Deporte) y Sweet Jungle (Ropa y Diseño), MUAByCanchita (Calzado y Diseño), CONZUMO Desayunos Delivery (Catering de alimentos), Estrafalario (Ropa y Diseño), VANDAL (Ropa y Diseño).

El concurso es de índole grupal y consiste en elaborar, desarrollar e implementar un Plan de Negocio Empresarial, que será presentado ante un jurado que evaluará y seleccionará a los grupos clasificados.

Será el público el que elegirá de manera virtual al mejor proyecto y el 19 de agosto se desarrollará una feria de exposición, donde los grupos emprendedores tendrán la posibilidad de presentar y promocionar sus proyectos al público.

La premiación de los dos primeros lugares será el viernes 6 de setiembre, fecha en que la Municipalidad reconocerá el talento y esfuerzo de los participantes que alcancen el primer y segundo lugar con un premio de 2,000 y 1,000 nuevos soles, respectivamente.

El concurso tiene como objetivo lograr que los estudiantes de educación secundaria participen y desarrollen sus competencias y aptitudes de emprendimiento para lograr que alcance un perfil de alumno líder, emprendedor, innovador y con tolerancia al riesgo.

Los escolares participantes, que cursan el tercer año de educación secundaria, pertenecen a las instituciones educativas: Juana Alarco de Dammert, Federico Villarreal, Scipión Llona, Santa Rita de Casia, La Reparación, Independencia, Sor Ana de los Ángeles, Alfredo Salazar Southwell, Nuestra Señora del Carmen y Espíritu Santo.